El español Fernando Alonso (Renault), segundo en el Gran Premio de Francia, afirmó ayer en el circuito de Magny-Cours que la labor de equipo mostrada por el equipo Ferrari "no es igual" en todas las escuderías.

La labor de tapón ejercida por el brasileño Felipe Massa sobre Alonso al principio de la carrera fue fundamental en la victoria de Michael Schumacher, que ha recortado en dos puntos su desventaja respecto al español.

"Tener a tu compañero justo detrás en la salida siempre ayuda mucho, sobre todo si tienes a tu rival tratando de ganar plazas. Y Schumacher ha sacado partido del trabajo de Massa. Sin embargo, esto no sucede en todos los equipos", dijo sonriendo Alonso y en clara referencia a su propia escudería, en la que Fisichella no ejerce de compañero de equipo. "En mi caso da igual; ni me ayuda ni me perjudica porque yo hago la carrera solo", señaló. Alonso cree que la maniobra de Massa en la salida para evitar ser adelantado por él no fue incorrecta: "Fue una maniobra normal; él, como segundo piloto de Ferrari, no tenía nada que perder, y yo mucho".

Al referirse a la carrera, Alonso comentó: "Los dos Ferrari eran los coches más rápidos en la pista. Incluso los Toyota han ido muy bien y han sido los segundos más veloces. La ventaja de los neumáticos Bridgestone ha sido obvia. Nuestros neumáticos han ido bien, como esperábamos. Pero Bridgestone tenía algo más y no hemos podido batirles", dijo.

"Y, aún así, colarme segundo ha sido un resultado soñado. Hemos salvado un fin de semana muy difícil con el mejor resultado posible: un segundo puesto y ocho puntos. Vale más pensar en eso que en los miedos que podamos tener", agregó el español. Alonso cree que ahora "hay que tratar de mejorar para intentar batir a los Ferrari, que están muy fuertes. Hoy -por ayer- sólo hemos perdido dos puntos". "No tenemos que asustarnos porque ganen dos carreras", explicó. A la pregunta de si Renault debe acelerar la incorporación de mejoras en su coche, dijo: "Cuando dije en Silverstone, tras ganar tres carreras seguidas, que tenía un coche peor al del año pasado me tomaron por loco. Igual ahora ven que tengo razón. Hay que mejorar en cada carrera porque la competición está siendo muy dura".