El Celta mostró ayer por primera vez el nuevo uniforme titular con el que los vigueses van a jugar las dos próximas temporadas. Fue durante un acto que tuvo lugar en la sede del club y a la que asistieron -al margen de los representantes de Umbro, la firma que viste al Celta desde hace años- la totalidad de la plantilla, el cuerpo técnico y el consejo de administración del club vigués. De hecho y por primera vez los jugadores más representantivos del actual Celta fueron los encargados de posar con la nueva ropa ya que no solamente se mostraron las camisetas nuevas sino que también se presentó en sociedad la ropa de entrenamiento y la de paseo.

Germán Arteta, representante de Umbro, comentó durante la breve presentación que la idea de la marca había sido "hacer algo especial teniendo en cuenta que el equipo volvía a Primera División y al mismo tiempo seguir la corriente que en Umbro suele marcar la selección inglesa de fútbol". De ahí sale la principal novedad de la camiseta y es que como el propio Arteta recordó "en el caso de la selección inglesa en el hombro derecho lleva una cruz que recuerda la Cruz de San Jorge y en el caso del Celta hemos querido hacer lo mismo pero con la Cruz de Santiago".

Modelos

Los brasileños Fernando Baiano y Roberto Sousa fueron los encargados de mostrar el uniforme con el que el Celta jugará los partidos de casa y buena parte de los de fuera. Mientras, Gustavo López, Canobbio, Iriney, el pequeño Silva, Placente y Borja Oubiña mostraron unos la ropa de entrenamiento y otros la de paseo entre las bromas del resto de sus compañeros, que seguían entre los asistentes al pase de modelos.

Los jugadores se mostraron encantados con la ropa y algunos como Canobbio mostraron su entusiasmo sin ninguna clase de rubor. Al margen de la cruz en el hombro derecho, la camiseta que ayer se mostraba al mundo por primera vez es muy sencilla, lo mismo que el pantalón -que también simula una cruz en el lado izquierdo- mientras que las medias introducen el rojo.

A la hora de valorar las condiciones técnicas de la ropa, Arteta insistió en que se habían introducido todas las mejoras a las que había llegado la firma.

Dentro de un año Umbro y el Celta presentarán la segunda equipación ya que cada temporada se va alternando el estreno de una y otra para no saturar el mercado. De todos modos, no ha dejado de llamar la atención el hecho de que la camiseta se haya presentado sólo a tres días del arranque de la competición. Habitualmente se hace mucho antes porque las tiendas entienden que el verano es temporada alta para este tipo de compras. Esta temporada ha llegado con el tiempo justo.