El Betis afronta el partido de vuelta de la eliminatoria con el Mónaco, en el Principado, con la intención de seguir con el sueño de la Liga de Campeones, hecho hasta ahora inédito en el historial de los verdiblancos que, además, quieren hacer un "quiebro" en su trayectoria porque hasta ahora nunca han pasado una eliminatoria europea con rivales franceses: cayeron ante el Stade Reims (1964-65, en la Copa de Ferias), Girondins de Burdeos (1995-96) y Auxerre (2002-03), Copa de la UEFA.

El técnico Lorenzo Serra Ferrer se ha encargado de recordar que el partido ante los monegascos se ha convertido en "la cita de mayor prestigio de la historia del Betis" por lo que la clasificación supondría "una de las sensaciones más agradables que se pueden conseguir".

Pese al uno-cero de la ida, en el coliseo verdiblanco, Serra Ferrer subrayó que "la eliminatoria está muy igualada" por lo que "el factor campo puede influir". "Vamos a ver cómo manejamos ese concepto", dijo el técnico mallorquín, aunque mostró su convencimiento de "marcar algún gol".

Para el encuentro ante el equipo dirigido por Didier Deschamps, Serra Ferrer podrá contar con toda su "artillería" pues el brasileño Edu se ha recuperado de sus dolencias musculares.

Serra Ferrer ha desplazado a veinte de sus jugadores a tierras monegascas, entre ellos los que vencieron al Barcelona, en la Ciudad Condal, en el partido de vuelta de la Supercopa.