El Celta afronta un nuevo paso en su puesta a punto con su primer amistoso desde su regreso a Galicia, esta vez frente a un adversario de Segunda B, el Ponferradina que dirige Pichi Lucas. El choque, que se disputará en el campo de Baltar a las 19.00 horas, servirá a los futbolistas para acumular kilómetros en sus piernas e ir adquiriendo rodaje de cara al inicio de la Liga, el próximo día 28.

Vázquez, que prevé dar minutos a todos sus hombres, ensayará frente al cuadro berciano diferentes alternativas tácticas de cara a la inminente temporada. El técnico dispondrá en Baltar de todos sus efectivos, salvo Borja Oubiña, Yago Alonso y José Ignacio, que continúan recuperándose de sus respectivas lesiones. Sí contará el técnico celeste con el brasileño Fernando Baiano, ausente en el último amistoso, frente al Breda, por causa de una gastroenteritis y con Everton Giovanella, ya restablecido de un fuerte golpe en una pierna.

También estarán disponibles Sebastián Méndez, que tiene un fuerte golpe en el ojo izquierdo, así como los tres fichajes que no regresaron a la ciudad con el equipo para resolver problemas relacionados con su mudanza, esto es, Antonio Núñez, Diego Placente y Javi Guerrero, quienes se encuentran en Vigo desde anoche.