Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Juan Manuel de Prada: "Feijóo y Sánchez son carcasas vacías que no tienen ideología"

El escritor zamorano recibe el viernes en La Bañeza el Premio Castilla y León de las Letras 2021

Juan Manuel de Prada.

El escritor zamorano Juan Manuel de Prada recibe el viernes en La Bañeza el Premio Castilla y León de las Letras 2021. El autor, como es tradición, hablará en nombre de todos los galardonados en esta edición.

Contaba solo 26 años cuando le dieron el premio Planeta, en 1997, que le otorgó visibilidad y ahora recibe el Premio Castilla y León de las Letras, que reconoce su trayectoria.

Son dos premios de naturaleza muy distinta. El Planeta se lo dieron a un muchacho que estaba empezando y que había hecho mucho ruido en su debut. Es un galardón con una vocación comercial y de estrépito publicitario. El premio Castilla y León de las Letras me ha dado mucha alegría por el momento de mi vida en el que llega y por proceder de Castilla y León. Ha sido muy emocionante y de los últimos reconocimientos que he recibido es el que más ilusión me hace. No es comparable con el Planeta, pero me ha conmovido especialmente.

El jurado se lo ha concedido por “su amplia obra, su dominio del lenguaje y su proyección nacional e internacional, reflejo de una creación literaria universal” y por “la faceta metaliteraria, muy posmoderna, tanto en la relectura de las vanguardias, como en el reciclaje de diversos materiales literarios”.

Utilizan la palabra posmoderno con la que yo no me identifico, pero ellos lo dicen por el rescate de escritores del pasado y la recuperación de obra de otro tiempo. El posmoderno más allá de las técnicas se distingue por su carácter cínico y descreído que no se ajusta al mío.

Defínase como escritor…

Soy un escritor bastante comprometido y militante. Soy un escritor comprometido con mi tiempo, por eso no he renunciado a tener una voz pública, aunque considero que hoy en día la posición del escritor es más difícil.

¿Por qué?

Porque antaño el escritor que tenía una voz pública entraba en polémicas y confrontaciones que daban lugar a un debate intelectual. Sin embargo, hoy en día las redes sociales ejercen de altavoz de zoquetes que no plantean un debate intelectual. Son fanáticos agrupados por bandos, unos de derechas y otros de izquierdas. Hoy en día publicar en prensa no tiene el sentido que tenía hace un siglo. Me reflejo mucho en la figura de un escritor como Unamuno, que era enriquecedor en la sociedad de su época porque confrontaba esa sociedad con cuestiones importantes que provocaban debates. El problema actual es que la sociedad está desarmada intelectualmente, los supuestos intelectuales son personajes sistémicos que se apuntan a las ideas de moda. Además de escritor comprometido con su tiempo son un escritor comprometido con su obra.

Amplíenos.

Me considero un hombre de letras, un escritor tradicional sin veleidades modernas ni deseo de agradar a su tiempo. Un escritor tiene que plantear su obra como un ejercicio de lealtad a sí mismo, a sus inquietudes, a sus obsesiones y a su universo personal. Además, quiero ser un escritor independiente que no tenga alineamiento político.

Dice que no tiene sentido publicar en prensa como hace un siglo, pero sigue colaborando en medios de comunicación.

La televisión la dejé hace tres años porque cada vez llevan a personas peor formadas y buscan más el espectáculo. Sigo en radio, de forma muy comedida, y en prensa, donde prosigo porque es donde empecé y donde me gustaría continuar, pero la evolución no es buena. Comencé a escribir columnas de opinión porque tengo esa faceta de escritor que quiere participar en el debate público. Antes en los periódicos había muchos escritores y ahora cada vez hay menos porque buscan a fanáticos de una u otra tendencia.

¿Se ha sentido señalado por alzar su voz?

Sí, pero no me preocupa. Sucede porque vivimos en una sociedad cada vez menos propensa al debate. Una sociedad para que sea mínimamente funcional tiene que tener una hegemonía ideológica. Los Reyes Católicos expulsaron a los judíos porque necesitaron tener una hegemonía que, en su caso, se logró a través de la unidad religiosa. En nuestro tiempo no se puede tener una hegemonía religiosa, pero se imponen un pensamiento hegemónico, unos clichés y paradigmas culturales. Ahora se han impuesto unos que, si no aceptas eres combativo o expulsado. Y no nos engañemos esos paradigmas los aceptan la izquierda y la derecha. Al final Feijóo es un señor que piensa igual que Pedro Sánchez.

Feijóo es la contrafigura a Sánchez, pero ambos son carcasas vacías que no tienen ideología

decoration

¿A causa de...?

Digamos que hay un macizo ideológico progresista, en tanto que en él han confluído el liberalismo y el marxismo, que comparten casi todas las formaciones.

¿Incluidas las emergentes de ambos lados?

Tanto Vox como Podemos tienen ciertos puntos de disidencia, pero cuando tocan el poder, al menos en el caso de Podemos, inmediatamente asumen los planteamientos de ese macizo ideológico, de ese régimen.

¿Qué opinión le merece el pacto entre PP y Vox en la región?

El experimento creo que será problemático porque será bocoiteado por el régimen. Si Vox es aceptado se podrían producir graves cataclismos. El propio régimen va a destruir a sus propios partidos políticos, tal y como ha sucedido en Francia. Marie Le Pen no gobernará, pero a costa de destruir a los demás partidos.

El experimento de Castilla y León será boicoteado. Si VOX es aceptado se podrían producir graves cataclismos como en Francia

decoration

¿Sucederá a este lado de los Pirineos?

Pienso que sí porque el PP ya le ha lanzado al PSOE que el que saque más votos que sea apoyado tibiamente por el otro, pero va a provocar la destrucción de los partidos. Estas formaciones tienen a un votante amorfo al que le da igual, pero también un votante que no va a soportar que su partido apoye al otro. El votante radical del PP no va a permitir que su partido apoye al PSOE y viceversa. Se van a autodestruir. Otra posibilidad que se ha visto claramente es que Podemos se ha corrompido en su contacto con el poder, aceptando los precios de la luz o lo del Sáhara, y esa fórmula también la puede desarrollar el PP con Vox. El PP podría destruir al adversario al integrarlo en el gobierno aspirando a que Vox acepte cosas que supuestamente no podría aceptar.

El pacto de las derechas ¿Lo ve extensible a otras comunidades?

Feijóo está lanzando mensajes de apoyarse PP y PSOE. Feijóo es la contrafigura a Sánchez, es un hombre con mayor formación, un alto funcionario, no un hombre que falsifica su tesis. Sin embargo, son el mismo prototipo humano, son carcasas vacías que no tienen ideología. Ellos se van a adaptar a aquello que les convenga. Vivimos en una época en la que las apariencias se han hecho tan importantes y han cobrado importancia las payasadas de Twitter que al final los políticos son peleles.

Tiene amistad con Gonzalo Santonja, el nuevo consejero de Cultura de Castilla y León.

Es un escritor y un hombre siempre comprometido que incluso en su juventud estuvo en el Partido Comunista. Es una persona muy preparada, con una trayectoria intelectual muy buena y muy idónea para este cargo. Él se ha encargado de la denuncia de expolio del archivo de Castilla y León. Es un hombre que desde el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua ha retrotraído los orígenes del español en bastantes años y lo ha traído a Castilla porque han hecho aportaciones que demuestran que las glosas emilianenses y silenses no son el primer testimonio del español. Es un hombre que conoce toda la literatura del exilio y de las primeras décadas del siglo XX y que tiene una vocación de gestor cultural que ha desarrollado.

Usted ha buceado en la figura de una mujer que está en las antípodas de su pensamiento, Ana María Martínez Sage. A ella ha dedicado mucho tiempo de su vida e incluso en ella ha centrado su tesis doctoral que publicará en breve.

La misión de un escritor es amorosa en el sentido de que tiene que crear personajes a los que tiene que conocer bien. El novelista trabaja con la materia humana que está siempre entreverada, tienes que comprender las flaquezas humanas y trabajar con personajes de todo pelaje. A veces la nobleza aflora donde tus perjuicios menos lo esperan. El caso de esta mujer me ha acompañado toda la vida. Es una mujer a la que saco del anonimato cuando está a punto de morir. Le dedico un libro en mi juventud en el que recupero su vida y ella me encomienda la publicación de su obra inédita a los veinte años de su muerte. Cuando se acerca la fecha comienzo a trabajar sus textos y me pica la curiosidad.

¿Por qué?

Porque descubro cosas de su vida que ella no me reveló y me lanzo a reconstruir su vida para redactar el prólogo de una antología, pero me doy cuenta de que ahí hay un emblema del siglo XX.

La literatura se está refugiando en pequeñas editoriales que tienen bastante predicamento

decoration

¿Qué le fascinó de ella?

Nunca he conocido una vida tan apasionante como la de esta mujer. Tiene una vida de contrastes, de luces y sombres. Es una mujer que ha sido dos veces portada de ABC por sus méritos deportivos y por su faceta de escritora. Alcanza una celebridad en los años 30 y en la Guerra se implica en la causa anarquista de una manera desaforada que le lleva a participar en episodios oscuros. Se marcha al exilio y cuando vuelve a España intenta publicar su obra, no lo consigue y pasa a ser un personaje anónimo. Me metí a fondo en ella y he escrito una obra de 1.800 páginas que, sin duda, es la obra de mi vida, aunque sé que no voy a vender nada y saldrá en septiembre. En esta tesis hay un trabajo bestial. He visitado más de 80 archivos del todo el mundo, privados y públicos... Con esta obra he sufrido mucho y he sido muy feliz. Es una obra que me ha reconciliado con mi vocación.

¿Reconciliación?

Porque me ha obligado a trabajar por amor al arte. Durante tres años he estado dedicado a esta obra. Ha sido volver a trabajar en algo que no va a tener una recompensa económica porque durante estos tres años podía haber escrito varias novelas. Lo haces porque necesitas hacerlo.

¿Es como empezó?

Sí, siempre he escrito por necesidad vital, pero sé que esto no me lo va a publicar una editorial comercial. Estuve enfrascado en este proyecto durante el confinamiento con días en los que escribía 30 folios. Era vivir totalmente entregado. Sin duda ha sido la recuperación del espíritu juvenil con el que te enfrentas a tu vocación.

¿Se verá esa recuperación en sus próximas novelas?

Sí porque he decidido ya solo escribir aquello que me apetezca lo que me resta de vida. Un escritor más allá de los 75 años puede dar grandes frutos de sabiduría, pero literalmente es más complicado, aunque hay excepciones. Y ahora sé que quiero escribir desde dentro.

Sus días ¿se los plantea en Zamora?

Cuando uno busca paz busca a su familia y vuelve a los paisajes de la infancia. Me gustaría ser enterrado en la tumba donde está mi abuelo en el cementerio de San Atilano. Él fue una persona que marcó mi vida y de él me acuerdo todos los días de mi vida. Él me enseñó a leer y él fue quien me llevó a la Biblioteca Pública de Zamora, que es un lugar muy vinculado a mi infancia. Hace unos días me emocionó una foto que me enviaron porque el centro había puesto en un carrito todas mis obras cuando anunciaron la concesión de este premio. Me emocionó porque en ella he pasado infinitas horas.

La mayoría de libros escritos por presentadores de televisión los han hechos “negros” o son obras muy editadas y corregidas

decoration

El sector editorial ha cambiado mucho desde que usted irrumpió en él.

En el ámbito cultural se está produciendo una metamorfosis terrible. Existen múltiples razones. Entre otras las educativas porque las nuevas generaciones ya no son formadas en la literatura, con lo cual una literatura que tenga unas intenciones de cierta elevación resulta casi críptica para ellos. Luego hay una intromisión muy fuerte del mercado. Antes era más tímida, pero a día de hoy es monstruosa, pues las editoriales buscan obras que tengan la posibilidad de llevarse a una serie porque es la manera que tienen ellos de forrarse. Este fenómeno está redundando en una subliteratura de psicópatas o de novelas femeninas.

¿Y el fenómeno de los presentadores autores?

Hay presentadores de televisión que ahora son novelistas. Es una cuestión falsa, es imposible. Yo no digo que uno tenga tal vocación literaria y a pesar de que está de un trabajo que te aparta de la literatura, pero es un chiste es que haya 30 ó 20 presentadores que escriben. Estos libros son escritos por “negros”, en la mayor parte de los casos o bien están muy editadas y corregidas. Lo digo porque conozco a uno de esos “negros”. Cuando yo estoy con un libro estoy todo en día en él. Escribo de ocho a tres, como una jornada laboral, y luego el resto del día sigues trabajando para documentarte en cuestiones que necesitas.

¿Qué consecuencia pronostica?

Creo que los grandes grupos editoriales si siguen en esa línea se van a autoinmolar. La literatura se está refugiando en pequeñas editoriales que tienen bastante predicamento y que lo están haciendo bastante bien. No obstante, incluso en estas pequeñas firmas existe bastante colonización ideológica. Los libros que publican siempre tienen que tener un componente de la moda ideológica del momento.

Compartir el artículo

stats