Siniestro Total contará con una segunda cita de despedida a sus cuatro décadas de carrera el próximo 7 de mayo en el Wizink Center de Madrid, según ha anunciado hoy su oficina de prensa como parte de su "El último concierto. 40 años sin pisar la Audiencia Nacional".

La noticia llega tras el éxito en taquillas de la única fecha prevista inicialmente, la del 6 de mayo en el mismo espacio, que ha colgado el cartel de "no hay entradas" en menos de una semana. Los billetes para asistir a esta segunda oportunidad de decir adiós en vivo a la banda gallega estarán disponibles a partir del día 7 de este mes de marzo.

Para la ocasión, Siniestro Total volverá a contar con el que fuera su emblemático vocalista Miguel Costas, quien había abandonado la formación en 1994, así como "otros miembros históricos de la banda en la acometida de su inigualable e imparable repertorio".

Desde su fundación en 1981, han sido 40 años de carrera ininterrumpida con 14 discos de estudio publicados, desde "Ayudando a los enfermos" (1982) hasta "El mundo da vueltas" (2016), el más reciente. Entre ellos, destacan trabajos como "Bailaré sobre tu tumba" (1985), con el que consiguieron asentar en Galicia otro epicentro de la Movida ochentera.

Autores de temas míticos como "¿Quiénes somos? ¿A dónde vamos? ¿De dónde venimos?", iniciaron su carrera en el Vigo de la reconversión industrial, según dijeron a Efe, como "un grupo punk rock contra el aburrimiento general".

Con Julián Hernández siempre al frente, acompañado de Javier Soto (que se incorporó a la banda en 1985), han publicado asimismo varios discos recopilatorios y cinco álbumes en directo, como "Ante todo mucha calma" (1992) y "La noche de la iguana" (2014), progresando en su estilo por diversos registros, desde el punk del inicio al rock clásico, el power-pop, el blues e incluso el country.

En una reciente rueda de prensa, precisaron que esta "no es exactamente una separación" porque dejan abierta la puerta "de los discos", pero sí es una despedida de los conciertos y las giras.

"La vida de un grupo no es solo el escenario, aunque ahora sea el único modo de financiar la música, pero en este parón de dos años se ha perdido la inercia. Teníamos reservada esta fecha para celebrar el 40 aniversario y viendo que las fuerzas están así, retomar la carretera estaba complicado. Preferimos dejarlo aquí, en una cifra respetable", explicaron.