Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La verdadera historia de las norcoreanas que cantan el 'Vai lavar a cara'

Un momento de la actuación, celebrada en A Estrada en 1990

Un momento de la actuación, celebrada en A Estrada en 1990

¿Qué hace un conjunto musical de la República Popular Democrática de Corea (RPDC) interpretando una canción tradicional gallega? ¿Ese vídeo es real o será un fake? Las preguntas que estos días recorren las redes sociales galaicas, después de que se viralizase una curiosísima versión de 'O voso galo comadre' (quizás más conocida por uno de sus versos, 'Vai lavar a cara') ya tienen una respuesta. En efecto, la actuación existió: sucedió en 1990 en A Estrada, en el marco de la Romaría Internacional, y acudieron unas 3.000 personas.

El vídeo, subido en 2017, ha hecho fortuna en los últimos días después de que lo compartiese Alejandro Cao de Benós, representante de Corea del Norte en Occidente. Pero nadie parecía tener claro de dónde salía. En Youtube figura subido por Bernardo Valiño. Contactado por FARO, y sorprendido por el revuelo que han causado estas viejas imágenes, explica la peripecia que llevó a la unas artistas norcoreanas a cantar en directo una de las tonadas gallegas más populares, además del himno del país.

Valiño fue el fundador y director de la Romaría Internacional, una iniciativa que durante 21 años llevó a concellos de toda Galicia y a algunos municipios leonenses actuaciones de conjuntos folclóricos "de primer mundial" de diversos países. Por mediación del líder comunista Santiago Carrillo y con la colaboración del entonces ministro de Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez, en 1989 visitó Pyonyang, cuando el país estaba gobernado por King Il Sun. Allí hizo buenas migas con Han Son Gou, director general para la Cultura Exterior de la RPDC. De hecho, con los años mantuvo el contacto con él, pese a tener que comunicarse mediante un traductor.

Las autoridades norcoreanas decidieron enviar a la Romaría Internacional a un ballet, una orquesta y una representación del Circo de Pyongyang. Mandaron también muestras de artesanía y gastronomía. Durante su estancia de unos días en la RPDC, Valiño tuvo tiempo para enseñarles dos canciones gallegas que los artistas captaron "rápidamente". A su vuelta a Galicia, en todo caso, les remitió partituras y cintas de casete para que pudieron perfeccionarlas. Un año después sorprenderían al público con estos "regalos" en forma de guiños culturales.

Las imágenes de Youtube, grabadas por la empresa lucense Ophiusa, corresponden a la actuación de A Estrada. Entre ese público al que se ve aplaudir con entusiasmo, en la primera fila estaban Han Son Gou, el propio Bernardo Valiño y varios alcaldes gallegos. Pero no fue la única vez que la representación de la RPDC cantase el himno gallego (en la plataforma de vídeos también está disponible, aunque erróneamente atribuido a un conjunto chino). La otra fue ante el mismísimo Manuel Fraga, al poco de ser elegido presidente de la Xunta, en el Panteón de Galegos Ilustres. De las paradojas que acompañaron la larga trayectoria de Fraga, la de escuchar 'Os Pinos' en el epicentro simbólico del galleguismo e interpretado por artistas del régimen comunista más férreo debe de estar en un lugar de honor.

Compartir el artículo

stats