Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MÚSICA

Xoel López: "Me he escondido en algún momento bajo un disfraz para no mostrarme como soy"

El artista gallego estrena nuevo disco, el álbum “en el que más he delegado”, explica

Xoel López, en una foto promocional

Xoel López, en una foto promocional MÓNICA FIGUEROA

Xoel ha regresado y lo ha hecho, quizás, en el momento más difícil. De hecho, reconoce que él y su equipo están “frustrados” por no poder empezar ya la gira que se retrasa a febrero o marzo. Tras “Sueños y pan” lanzado en 2017, desde hoy,se podrá escuchar su nuevo álbum, “Si mi rayo te alcanzara”, en vinilo, cedé y formato digital.

–¿El rayo del título del álbum tiene mala leche o buena onda?

–Es de buena fe, es un rayo energético y liberador. Yo veo un rayo de luz de fuerza, de pasión, de cosas positivas. Como las gotas, las metáforas puede ser de muchas cosas.

–¿Y dónde surgió ese rayo?

–Nace de una nube negra y tiene que ver con lo que sucede cuandos haces una canción y te liberas de una presión, de algo que colisiona y termina liberándose. Como una especie de invitación al baile y al nuevo disco, al hecho de que no me creo que lleve tantos discos y haciendo conciertos.

–Me viene a la cabeza “Que no”, de hace años. ¿Sigue en sus trece de no cambiar o lo ha hecho?

–Mi idea en ese momento, en el que estaba en Salamanca estudiando, era hacer esa canción en contraposición a mi entorno que decía que no podía dedicarme a la música. El tema decía: no intentes hacerme cambiar esa idea que no puedo evitar; yo tengo una energía, pasión para hacer algo. No había manera de que no sucediese. Al margen, fui evolucionando por mi propia carrera, viajando, descubriéndome a mí mismo en diferentes circunstancias. La pasión de los comienzos sigue perpetua y perenne.

–Regresemos al nuevo álbum, ¿dónde lo grabó?

–Es un disco que nace en mi casa en Madrid, en el barrio de Chamberí. Comencé a componer con David Quinzán, que es de Lugo [y que había sido bajo de Xoel tiempo atrás]. Es la primera vez que participa otro compositor en un disco mío; hasta ahora yo era el que componía el 100% de las canciones. Él tiene un porcentaje suyo en todos los temas,quería dar un toque diferente y fue muy enriquecedor.

–¿Qué hay suyo y qué hay de David en el disco?

–Lo mío es lo de siempre, mi pasión, lo que viví en 2019. Al final, el disco funciona a modo de diario sobre cosas que me iban pasando. Es un disco muy del momento, reflejando diferentes estados de 2019, David aportó muchas cosas, sus metáforas son diferentes; aportó un porcentaje de cambio.

–“Tigre de bengala” es el tema perfecto para comenzar un día con ganas, pero en él habla de llevar un disfraz. ¿Lo lleva de forma asidua?

–Es una canción llena de metáforas, con una letra compleja. Lo del disfraz es como algo que puedo sentir que llevé en algún momento de mi vida. En alguna noche de 2019 por Madrid, sí me he tenido que poner algún disfraz para jugar a algo, creo que me he escondido en algún momento, uno no tiene que mostrarse tal cual es en todo momento. He jugado a ser en algún momento un personaje. “Tigre de bengala” fue la última composición para el disco [pero ocupa el número dos en el álbum final], es bailable, tiene carácter positivo y vitalista y un punto de cachondeo.

–¿Fue 2019 el peor año de su vida?

–No fue el peor pero sí uno de los más intensos.

–El tema “Joana” tiene un vídeo en el que aparece con el corazón roto. Lo firma Xaime Miranda, Mestre Mateo con los Heredeiros da Crus.

–Este fue el disco en el que más delegué: toqué muy pocos instrumentos; la portada es de otra paisana de Lugo, Rebeca Losada a la que di total libertad tras pasarle las maquetas; a Xaime le dije lo mismo e hizo un poema con toda esa gente en el jardín de los corazones rotos. Un corazón roto es una metáfora de muchas cosas, cuando algo se rompe, o se arregla, o se hace algo nuevo. Lo importante es el movimiento; en la vida, no siempre las cosas son como uno quiere.

–¿Ha encontrado su lugar?

–No sé si hay un lugar, me interesa el camino del conocimiento de uno mismo y del entorno. No hay un lugar fijo sino en movimiento.

–¿Qué opina de este momento de pandemia?

–No lo sé; como falta información, creo que no podemos saber qué pasa en cada momento, veo informaciones muy contradictorias. Estoy menos informado que nunca.

–¿Para sobrevivir?

–Sí, quizás, sí. No coincido con la orientación que se da a la información, crea más miedo y desasosiego.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats