El cine gallego sale triunfante de la 25.ª edición del festival Cinespaña, celebrado en la ciudad francesa de Toulouse la pasada semana con cuatro premios de un total de catorce, incluido el de mejor película, que recayó en Lúa vermella, del vigués Lois Patiño. Además de la Violeta de Oro -máximo galardón del festival- la cinta de Patiño sumó otros dos: mejor fotografía y mención especial del jurado a un nuevo cineasta.

Otra película gallega, Longa noite, de Eloy Enciso, obtuvo el premio al mejor diseño sonoro.