Los conciertos regresan este fin de semana a la Rede Galega de Música ao Vivo, circuito promovido por la Xunta en 20 salas de 14 localidades, que ofrecerá 250 actuaciones de muy diferentes estilos hasta final de año, según la Consellería de Cultura e Turismo. Esta cifra supone un incremento de un 22,6% en su cartelera anual, que en esta ocasión se concentra principalmente en el segundo semestre tras la reprogramación de las citas retrasadas por la declaración del estado de alarma.

El presupuesto se incrementa en un 17% para situarse en casi 200.000 euros, de los que un 90% corre a cargo de la Consellería de Cultura e Turismo, a través de la Agencia Galega das Industrias Culturales (Agadic), mientras que el 10% restante es asumido por los 20 locales personales asociados al circuito.

Esta inversión se destina íntegramente a la contratación de las 81 bandas y artistas, gallegas en su mayor parte, que le dan forma a la programación. En concreto, la actividad se retoma este primer fin de semana de julio con ocho grupos. Entre otras salas, acogen el circuito autonómico de música El Contrabajo, La Fábrica de Chocolate y La Pecera, de Vigo; Aturuxo, de Bueu; SalaSON, de Cangas; Siete Flores, de O Carballiño; Auriense, de Ourense, o Borriquita de Belem, Casa de las Créetelas y Sala Moon, de Santiago.