Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sen Senra: "No meto mi música en ningún 'hashtag'"

Sen Senra

Christian, un chaval vigués que con 14 años decidió que su vida iría de sacar discos, es hoy Sen Senra. Cuando se publicó este reportaje, a principios de 2020, lo declarábamos firme candidato a artista revelación de 2020 en la música española. La pandemia frenó su consolidación en directo, pero sus números en las plataformas no hubo virus que los detuviese. Ahora, con su nuevo trabajo, Corazón cromado, los grandes medios generalistas del país han reparado en él, que además se ha rodeado de un colaborador tan mediático como C. Tangana. Con un oído en los sonidos urbanos actuales y otro en la tradición más ecléctica -del pop al soul, del jazz al R&B-, Sen Senra profundiza en la vía que había abierto con su tercer álbum, Sensaciones. En esta entrevista repasaba su corta y sorprendente carrera y tocaba algunas de las claves que le han llevado hasta el éxito presente.

"Me mola mimar mi música. Necesito que la canción esté tal y como yo la quiero, sobre todo en las emociones"

decoration

El periodismo, también el musical, está lleno de lugares comunes. Que un músico diga que en este disco que está presentando ha encontrado su voz es una de esas frases hechas intercambiables en cientos de entrevistas. Ocurre que a veces esas palabras suenan a verdad, y cuando eso pasa conviene hacerlo notar. Es el caso de Sensaciones (Sonido Muchacho), el álbum que Sen Senra (Vigo, 1995) publicó a finales del año pasado (por 2019) en las plataformas digitales y que estos días llegará a las tiendas en formato físico. Alejado del guitarreo enérgico que predominaba en sus dos primeros trabajos, el cantante, multinstrumentista y compositor entrega en estas 14 canciones una personalísima mezcla de sonidos negros, pop anglosajón y texturas electrónicas. “No etiqueto mi música, no la meto en ningún tag, ni hashtag, ni nada”, afirma.

Christian -eso pone en su DNI- nos atiende por teléfono desde Madrid. Allí se mudó desde Vigo en 2017 en busca de “estímulos y aventura” y también de sí mismo, después de tener ya dos discos en el mercado con solo 22 años. “Le vino bien a mi música y también a mí personalmente. Crecí mucho, aquí vivo solo, tengo mucho tiempo para conocerme más”. Por lo que parece también le ha sentado bien a su carrera: en unas semanas sus nuevos temas suman cientos de miles de reproducciones en Spotify y Youtube. Eso sí, los tiempos compuestos parece que todavía no se le han pegado. Será que allí sigue rodeado de gallegos, como el guitarrista de Novedades Carminha, Anxo Ferreira, que ejerció de productor de Sensaciones. En el anterior, The Art of Self-Pressure, hizo esa tarea el líder de la banda compostelana, Carlangas.

“Empecé casi sin medios, encerrado en un cuartito chiquitito de Vallecas. En Vigo ya tenía algunas demos; aquí empecé a funcionar, a hacer muchas muchas pruebas. Luego me junté con Anxo y entre los dos encaminamos la visión que yo tenía del disco. Trabajamos los dos mano a mano”, cuenta sobre la elaboración de un álbum “que se fraguó a fuego lento”, en más de año y medio. Una pausa que distingue al músico de la torrencial urgencia de muchos artistas de su generación.

“Quise ir con calma para poder sonar como Sen Senra como tal, para encontrar un sonido propio”. Durante sus primeros años de carrera ha sido recurrente que lo adscribiesen al estilo garage y al surf pop. Aunque ya había explorado los terrenos de la música urbana de la mano de Royce Rolo, del colectivo vigués Banana Bahía Musica, Sensaciones debería poner fin a esos encasillamientos. Pero, en todo caso, el artista defiende que siempre ha hecho la música que le ha brotado en cada momento. “Yo nunca me puse ninguna etiqueta”.

"Cuando tenía 14 años les dije a mis padres que quería hacer un disco. Fliparon un poco, como es normal"

decoration

Su primer álbum, Permanent Vacation, fue grabado en un puñado de horas y con escaso presupuesto, de ahí que se le vinculase con los sonidos lo-fi. “Esa crudeza y esa pureza de no tener medios son muy representativas” de su generación, sostiene. Pero ya entonces estaba presente su divisa de dedicarle “cariño” a sus composiciones, que en Sensaciones ha llevado a un nivel superior. “Me mola mimar mi música. Necesito que la canción esté tal y como yo la quiero, sobre todo en las emociones. Al final es un trabajo de darle vueltas hasta que ves que te representa al 100 %. Habrá quien tarde más y quien tarde menos”. Quien no haya escuchado estas 14 canciones podría pensar que ese mimo se traduce en un cierto barroquismo, en una proliferación de arreglos. Nada más lejos: el disco es pura pulcritud minimalista, todos los elementos parecen pensados para ir a la esencia.

En una entrevista hace un año para la revista I Am Here, cuando ya trabajaba en estas canciones, comentaba que sentía que podía ser una “masterpiece”. Cuando se le pregunta ahora si considera que Sensaciones es una obra maestra le entra un poco la risa. “No voy a ser quién lo diga. Pero para mí sí, en cuanto a orgullo de lo que nació de ahí, junto a Anxo y a la gente que estuvo en el camino. Estoy súper orgulloso de cómo suena, de los temas. Eso [si es una obra maestra] lo dirá la gente, y cuando pasen 10 años, si el disco se vuelve a escuchar, también habrá muchas sensaciones que ahora igual pasan desapercibidas que se puedan retomar”.

Sorprende que un músico tan joven apele al paso del tiempo como medida de su obra. Pero lo cierto es que este álbum tiene la rara cualidad de sonar a 2020 y a la vez atemporal. Puede remitir a uno de los reyes del R&B de esta década moribunda, Frank Ocean, y de repente también recuerda a Prince, incluidos algunos momentos de guitar hero protagonizados por él mismo. “¡Me flipa! ¡Maravilla! También a D’Angelo un poquito”, contesta cuando se le propone la comparación con el músico estadounidense. (Y sí, la guitarra no es la protagonista, pero tiene una presencia determinante; se ve que no hace falta tirarla a la basura para resultar actual). “Escucho todos los palos: boleros, electrónica, pop, jazz… No hago música pensando en sonar de una forma, siempre me guio por mi intuición; pero supongo que eso que tengo interiorizado sale inconscientemente. Es como un trabajo de colocar el puzle para que suene como a mí me mola”, explica.

Otra novedad de Sensaciones es que todos los temas están en español, idioma que antes solo aparecía de manera esporádica en favor del inglés. Son textos en los que el vigués no teme mostrarse vulnerable. No se explaya mucho al respecto, como si todo ya quedase dicho: “Sí, me expongo. Pero para mí de eso se trata mi música, de hablar de lo que siento y de cómo lo siento y ya está”.

Sen Senra empezará a presentar el disco en directo en los festivales de la temporada primavera-verano, luego girará por salas “a lo grande” y más tarde tiene previsto saltar a Latinoamérica. Ha reclutado una nueva banda -hasta ahora le acompañaban sus amigos Cristian Docampo y Mauri Gastón- que tocará en vivo “todo lo que se pueda”, aunque lanzará alguna pista pregrabada también.

Ha pasado casi una década desde que Christian decidió que lo suyo era la música. “Les dije a mis padres que quería hacer un disco, al principio fliparon un poco, como es normal. Pero son los mejores”. Pese a que las cosas le han ido saliendo bien, ha vivido en primera persona la dureza de la industria musical. “Imagínate todo el percal que es no tener pasta, no tener medios para ir a tocar a Madrid, tener que ir en bus, dormir en la calle…”, relata desde su “cierta tranquilidad” actual. “Desde los 14 años llevo metido en esto, y siempre soñando muy alto”. ¿Será 2020 el año en el que mire a sus sueños desde arriba?

QUIÉN ES

Sen Senra

Christian Senra: cantante, compositor y multinstrumentista

Nacido en Vigo en 1995, Christian tuvo muy claro desde los 14 años que lo suyo era la música. Empezó con la guitarra y montó su primera banda banda, Demonhigh, en la que también cantaba. Allí le acompañaban ya Cristian Docampo y Mauri Gastón, que continuaron como músicos en los dos primeros discos de su proyecto en solitario, Sen Senra.

Con esta nueva cara artística publicó en la discográfica Crispis Permanent Vacation (2015) y The Art of Self - Pressure (2017), este último con la producción de Carlos Pereiro, Carlangas, líder de Novedades Carminha.

LA MÚSICA DE VIGO, EN SEIS PREGUNTAS

Compartir el artículo

stats