Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sergio Peris-Mencheta: "'Lehman Trilogy' es nuestra historia reciente narrada en formato de cuento"

"El teatro es crítico. Siempre. Si no, no es teatro. Otra cosa es que sea panfletario, que no es el caso"

Sergio Peris-Mencheta.

Sergio Peris-Mencheta.

El director de teatro y actor Sergio Peris-Mencheta (Madrid,1975) dirige el montaje Lehman Trilogy, una adaptación del texto escrito por Stefano Massini, que narra la historia de tres generaciones de la familia Lehman desde su ascenso hasta su ocaso. La propuesta, dividida en tres actos de 45 minutos cada uno, reflexiona sobre el poder destructor del dinero y la deshumanización de las instituciones económicas y políticas en su loca cruzada en busca del beneficio fácil.

- ¿Qué aspectos le atrajeron en concreto del texto de Stefano Massini, que recorre la compleja historia financiera de la saga Lehman desde su llegada a Estados Unidos en 1844 hasta la crisis financiera de 2008?

-Me atrajeron varios aspectos pero, sobre todo, su carácter didáctico, su musicalidad, su ritmo y su originalidad.

- ¿Por qué decide adaptar este texto en clave de épica o espectáculo musical?

-El texto original es una balada de cinco horas. A la hora de meterle mano a la adaptación surgió la idea de hacerlo en clave musical, con un doble propósito: que ayudara a ubicar cada momento en el tiempo y el espacio, y que fuera más digerible la información.

- ¿Diría que esta adaptación huye de lecturas maniqueas o que, inevitablemente, se produce un posicionamiento crítico con respecto a la trayectoria de los Lehman?

-El teatro es crítico. Siempre. Si no, no es teatro. Otra cosa es que sea panfletario, que no es el caso. Lehman Trilogy habla de manera objetiva de lo que pasó, porque cuenta los últimos 160 años de nuestra historia reciente. Por tanto, la trama cuenta los hechos, pero es el espectador el que sacará sus conclusiones.

- La escenografía de gran formato, original de Curt Allen Wilmer, reproduce un andamiaje que emula la pista de un circo o el mecanismo de un ilusionista, ¿por qué diría que es el mejor simbolismo para representar esta historia?

-En realidad, no es que sea el mejor, sino que es el que a mí me parecía más adecuado para acercar esta clase de historia del capitalismo a aquel espectador que, como yo, no quiere ni oír hablar del TAE, el Euríbor, etcétera.

- El montaje supera las tres horas de duración a un ritmo de alto voltaje, aunque su versión original se prolongaba durante casi cinco horas. ¿Le preocupó, en un principio, agotar al espectador?

-Nunca me planteo si una obra mía va a gustar al espectador. Eso lo dejo para el día del estreno. Hasta entonces me preocupa pasarlo bien, pegarme el viaje junto al equipo, disfrutar de contar esta historia.

- Como director, ¿podría decir cuáles son sus escenas favoritas?

-Ni como director ni como espectador. Me gusta todo.

- ¿Cuánto revela la historia de los hermanos Lehman sobre los mecanismos de nuestra sociedad?

- Lehman Trilogy es nuestra historia reciente narrada en formato de cuento. Lehman Brothers están presentes en nuestra vida cotidiana. Son los grandes financiadores del presente que vivimos. Desde los jeans, pasando por el automóvil, la inmobiliaria, el cine, la televisión y hasta las guerras.

- La gira del montaje coincide con su promoción de la película Rambo V , ¿su participación en este tipo de superproducciones es lo que le permite financiar proyectos independientes como este?

-Así es. Más que financiar, es lo que me permite dedicarle tiempo al teatro. En cuestión de números, poder "empatar" en teatro es un éxito.

- Siempre se ha mostrado crítico con las condiciones del teatro en España, desde la dependencia de las subvenciones públicas hasta la falta de formación sobre lo que cuesta levantar una obra, pasando por cuestiones como la situación de las nuevas naves del Matadero. ¿Por qué merece la pena seguir apostando por cambiar las cosas desde el escenario?

-Pues no sé si merece la pena, la verdad. Yo no puedo no hacerlo. Me hace feliz dirigir y producir teatro en mi país. Me hace feliz juntarme con amigos a contar una historia que habla de lo que nos pasa como individuos y como sociedad. En ese sentido, merece la pena.

- ¿Le preocupan los efectos que el nuevo escenario político, con 52 diputados de la extrema derecha en el Congreso, pueda ejercer sobre la situación de la cultura en España?

-Sí. Sobre todo porque siempre estuvieron allí, disfrazados, pero estuvieron. Solo han "salido del armario". El asunto es que se les siga blanqueando desde los medios. Que su discurso se normalice.

Compartir el artículo

stats