Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ENTREVISTA

Dolores Redondo: "No todo vale por tener un libro publicado"

Con su próximo tomo a medias, la escritora habla de sus personajes y su éxito: "Salazar no se ha ido para no volver"

Redondo está inmersa en la creación de su próximo libro.

Redondo está inmersa en la creación de su próximo libro.

Su trilogía ambientada en la zona navarra del Baztán sumaba el pasado mes de julio 175 ediciones. 'Todo esto te daré', 'thriller' ambientado en la Ribeira Sacra fue la guinda de un pastel para llegar al premio Planeta. Dolores Redondo (San Sebastián, 1969) sabe de primera mano que antes de todos los premios, ediciones y fans, su vida ha dado muchos giros hasta llegar al mundo editorial. Porque esta mujer, ama de casa en el momento de su llegada al éxito, ha pasado por diferentes oficios mientras sus escritos esperaban inertes en un cajón. Incluso los hubo que negaron su publicación a 'El guardián invisible', el primer tomo de su trilogía y el que le lanzó a la fama.

Ahora, con la naturalidad de las personas de a pie y cuatro más que 'best sellers' en su haber, Redondo recorre España y el mundo recogiendo reconocimientos y sin despegar los pies de la tierra. "Cuando empecé a escribir, con 14 años, quería ser escritora y soñaba, como cualquier niño, en recoger un premio Planeta", comenta con franqueza minutos antes de recibir un galardón en Bilbao, a la vez que añade un mensaje de positivismo más propio de uno de esos eslóganes 'millenials' de moda: "Creo que hay que soñar. Hay que visualizar las cosas para que lleguen a hacerse realidad".

Y fue en la ciudad vasca donde, hace pocos días, la Fundación Sabino Arana quiso reconocer la labor que ha hecho con sus novelas, ya que su trilogía bebe, en cada una de sus páginas, de la mitología y la historia de la comunidad autónoma. "Cuando te dan un premio que va más allá del libro, que reconoce tu trabajo y el cariño de la gente, es cuando te paras a pensar que por qué a ti y qué es lo que ha pasado en estos seis años. Veo el camino recorrido y ¡qué barbaridad! No me ha dado tiempo ni a asumirlo", sentencia.

Cuatro novelas, tres películas y otra en camino, un premio Bancarella (ha sido la primera española en ganar el galardón italiano), un Planeta y 142.401 ejemplares vendidos de 'Todo esto te daré' en España solo en 2017 atestiguan el éxito de esta escritora, que, aunque lleva toda la vida pluma (o teclado) en ristre, ha trabajado de cocinera o incluso de abogada y ha sufrido los sinsabores de la inexperiencia en el mundo editorial. Su primera novela no fue 'El Guardián Invisible', sino 'Los privilegios del ángel'. "Fue mi primer acercamiento al mundo editorial y fue bastante frustrante, como suelen ser casi todos los primeros enfrentamientos. No tenía quién me guiase", dice. "Me gusta contar esto porque pone en valor algo que suele ocurrir y ayuda a los autores que tienen ilusión por publicar a que no lo hagan de cualquier manera, que exijan un contrato en condiciones. No todo vale por tener tu libro publicado. Este año recuperaré por fin los derechos de esta novela, no ha sido ni mía, esto es muy triste, es una sensación horrible".

"Hay circunstancias de la vida real que me sobrepasan"

Dolores Redondo: "Hay circunstancias de la vida real que me sobrepasan"

Vídeo realizado por Miriam CosTras varios intentos de seguir publicando con editoriales y con la ayuda de un agente, en 2012 Redondo logró que su historia sobre el Baztán llegara hasta miles de hogares de todo el mundo. "Me llamaron siete editoriales para publicarla, una española y las demás internacionales. Después, muchos editores a los que había enviado la novela han reconocido que ni siquiera la leyeron", concreta.

- ¿El éxito tiene que ver con la suerte?

- Esa llegada inicial al mundo editorial sí tiene que ver un poco con la suerte. Yo lo intenté durante mucho tiempo, mandé mis libros a muchas editoriales y 'El guardián invisible' fue rechazado. Muchas veces dependes de esa suerte. También me gusta contar esto para los que intentan acceder y se descorazonan frente a las negativas. 'El guardián invisible' es un símil de la invisibilidad que yo misma sentía, pero cuando alguien la leyó me vio.

La heroína perfecta

Más allá de sus inicios, Redondo, con su próxima novela a medias, sigue mostrando el halo de ilusión en cada una de sus palabras a la vez que pone sobre la mesa personajes reales, de andar por casa, que, pese a la imperfección, se han convertido en héroes sus fans. "Amaia Salazar (protagonista de la trilogía del Baztán) es un reflejo de una mujer que conozco. Esa mujer existe, me gusta, la admiro y está en mi realidad, forma parte de mi vida", asegura para añadir que "encaja perfectamente en el mundo literario y muestra a esa mujer intentando solventar todo lo que le va viniendo en la vida, unas veces mejor, otras peor, pero siguiendo hacia adelante, que es lo que hacemos en la vida. No me creo a la heroína perfecta que nunca pierde los nervios".

Porque su personaje más emblemático, que ahora volverá al cine con su la segunda entrega, 'Legado en los huesos', de la mano de la actriz Marta Etura, ha marcado un antes y un después en la ficción española. "Los personajes femeninos que nos han vendido hasta ahora nos han perjudicado durante mucho tiempo. Respecto al romanticismo en las relaciones, a la idealización de la maternidad y de un montón de cosas que son tonterías y que luego te pegas un batacazo y crees que es tu culpa, que eres una inútil. Está bien darle espacio a la mujer que puede cometer todos los errores del mundo, seguir hacia delante y ser maravillosa en su imperfección".

+4son las películas basadas en sus libros

+29son las ediciones de 'El guardián invisble'

+30son los países donde la autora ha publicado

Sin miedo a decepcionar a los seguidores con lo que está por llegar, la escritora ya ha dejado caer en alguna entrevista que Salazar no se ha ido para no volver, aunque poco o nada se sabe de lo que está escribiendo ahora. Lo que es casi seguro es que promete ser un éxito, porque Redondo no baja la guardia, escribe para superarse. "Cuando alguien me dice que escribo bien pienso en todos los trabajos que tengo en casa y que no verán la luz, los encuentros casi embrionarios. Mi objetivo como escritora es mejorar y que cada novela, no solo tenga la capacidad de entretener, sino que cada vez esté mejor escrita".

Compartir el artículo

stats