02 de abril de 2018
02.04.2018
Efemérides

Cinco himnos en memoria de Martin Luther King

Este 4 de abril se cumplen 50 años del asesinato del líder de los derechos civiles estadounidense. Repasamos cinco canciones inspiradas en su figura

02.04.2018 | 19:44
M. Luther King.//S. Schapiro para el libro "The Fire Next Time" (Taschen)

En 39 años de una vida injustamente truncada, Martin Luther King Jr. dejó una honda huella no solo en la historia de su país, sino también en la cultura popular. El ganador del Premio Nobel de la Paz en 1964 murió asesinado el 4 de abril de 1968 en el motel Lorraine de Memphis, Estados Unidos, por un disparo efectuado por el fugitivo James Earl Ray, que murió en prisión tras ser condenado a 99 años de condena por el magnicidio.

Multitud de obras han celebrado el legado del líder de los derechos civiles. Aquí nos centraremos en cinco canciones, por orden cronológico.

"Why? (The King of Love is Dead)", Nina Simone, 1968. El 7 de abril de 1968, tan solo tres días después del asesinato de Martin Luther King, Nina Simone y su grupo tocaron en el festival de Westbury, en Long Island, Nueva York, esta canción, cuyo título se pregunta "¿Por qué ha muerto el rey del amor?". Acababan de aprender la canción, compuesta por el bajista del grupo, Gene Taylor. El hermano de Nina Simone, Samuel Waymon, tocaba el órgano en aquella actuación, y aseguró a la Radio Pública Nacional (NPR) de Estados Unidos que aprendieron a tocarla ese mismo día. "No tuvimos ocasión de tener dos o tres días de ensayo -explicó-, pero cuando sientes compasión y rabia y quieres expresar lo que siente el mundo, lo hicimos porque es lo que sentimos". La interpretación se prolongó durante cerca de un cuarto de hora, porque Nina Simone incluyó en ella un discurso improvisado sobre lo ocurrido. La canción, que alude a las constantes amenazas que el doctor King recibió antes de ser asesinado, se publicó editada en el álbum "Nuff said" (1968) y en varias recopilaciones de grandes éxitos de Nina Simone, fallecida en 2003. Pero la versión completa es la que mejor captura la emoción y la tristeza de aquellos días:

"Happy birthday", Stevie Wonder, 1981. Este "Feliz cumpleaños" de Stevie Wonder nada tiene que ver con la canción tradicional del mismo título. El cantante de Michigan creó esta melodía, incluida en el álbum "Hotter than July", para reivindicar que el cumpleaños de Martin Luther King Jr. se convirtiese en festividad nacional en Estados Unidos. Por si quedaba alguna duda, el artista de la Motown puso en la cara B del "maxisingle" fragmentos de los discursos del famoso líder de los derechos civiles. Un par de años antes, un congresista también de Michigan, John Conyers, había introducido una moción para que se crease la festividad, pero no salió adelante. Cuando Ronald Reagan accedió a la Casa Blanca en 1981 era reacio a aprobar dicho día festivo, con el argumento de que muchos otros colectivos exigirían también sus festividades nacionales, pero finalmente accedió y firmó el decreto el 2 de noviembre de 1983. El día nacional de Martin Luther King se celebraría el tercer lunes de enero a partir de 1986. George Washington, primer presidente de Estados Unidos y "padre fundador" de la nación norteamericana, era hasta entonces el único personaje que tenía una fiesta nacional dedicada a su figura.

"Pride (In the name of love), U2, 1984. Es la canción que U2 ha interpretado más veces en directo y en su integridad, nada menos que 949 ocasiones, y no parece que vaya a caer de su repertorio. A veces la han tocado después de "MLK", otra canción dedicada a Martin Luther King de su álbum "The Unforgettable Fire". La letra habla de un hombre "llegado en nombre del amor" y "traicionado con un beso", como Jesucristo. La banda irlandesa la interpretó en los actos de inauguración del mandato de Barack Obama como presidente de Estados Unidos, el 18 de enero de 2009, delante del monumento a Abraham Lincoln, el mismo lugar de Washington donde King había pronunciado su célebre discurso de "I have a dream" en 1963. Pero la interpretación de "Pride" que pudo pasar a la historia, por motivos trágicos, fue en el sur de Estados Unidos, durante la gira The Joshua Tree (1987). Bono ha contado varias veces que el FBI le había advertido de amenazas serias de muerte. El grupo irlandés se había posicionado explícitamente en contra de la decisión del gobernador de Arizona, Evan Mecham, eliminar la festividad de Martin Luther King en ese estado. "Era un racista ofendido por nuestro trabajo", explicó el cantante de U2 en el libro "U2 por U2" (2006). "Una noche el FBI me dijo: Mira, esto es bastante serio, dice que tiene una entrada€". Según cuenta Bono en el concierto de Tempe, Arizona, el bajista de la banda, Adam Clayton, se situó delante de él para interceptar un posible disparo. El promotor de aquel concierto corroboró que Bono creyó que su vida corría peligro, aunque el FBI nunca confirmó que hubiese ocurrido.

Una anécdota: la letra de "Pride" alude a un disparo en la mañana del 4 de abril en Memphis. En realidad, el atentado ocurrió por la tarde, y desde hace unos años Bono cambia "early morning" por "early evening" cuando canta la canción.

En las pantallas de la mítica gira ZOO TV (1992-1993) intercalaban un vídeo con un fragmento de un discurso de Martin Luther King. Y no uno cualquiera, sino el último que pronunció, el 3 de abril de 1968, en el Mason Temple de Memphis, llamado "He estado en la cumbre de la montaña". King advierte que vendrán "días difíciles" y que no pensaba que iba a vivir una vida larga, como si fuera consciente de lo que le estaba a punto de ocurrir. Al día siguiente sería asesinado.

"One vision", Queen, 1985. Roger Taylor, batería de Queen, explicó en el documental de la BBC "Queen: Days of Our Lives" (2011), que la letra de esta canción, publicada primero como single en noviembre de 1985 y luego en el álbum "A Kind of Magic" (1986), remedaba el famoso discurso que Martin Luther King pronunció en Washington el 28 de agosto de 1963, y en el que el Nobel de la Paz soñaba en alto con la unidad y la igualdad entre los ciudadanos de todas las razas. Otra versión especula con que "One vision" está inspirada en la impresionante actuación del grupo de Freddie Mercury en el festival Live Aid de 1985.

"By the Time I get to Arizona", Public Enemy, 1991. La polémica por la no celebración de la fiesta de Martin Luther King en el Estado de Arizona perduró años después de lo ocurrido con U2 y el gobernador Evan Mechan, que sostenía que King no merecía tal honor. Tres años después de aquello, la población de Arizona rechazó crear una festividad estatal para honrar al líder negro por un margen de 17.000 votos. Esta canción es la respuesta de Public Enemy a aquel referéndum. El vídeo de la canción muestra imágenes de manifestantes por los derechos civiles en los años 60 siendo golpeados y a Martin Luther King, humillado. Chuck D simula detonar un coche bomba que mata a Evan Mechan. Aquello no cuadraba en absoluto con el mensaje pacifista por el que King había muerto, y el vídeo solo fue emitido una vez por la MTV. Sin embargo, el mensaje caló y la NFL retiró la final de la Super Bowl de 1993 de Tempe, Arizona. Turistas y organizadores de congresos se unieron al boicot, que causó importantes pérdidas al estado sureño, hasta que una nueva votación, en 1993, reinstauró la celebración del día de Martin Luther King. Public Enemy interpretó esta canción en el Parque de Castrelos de Vigo durante el Marisquiño de 2010.


Bonus tracks: Siniestro Total.

No es una canción, sino una especie de homenaje, bastante siniestro (valga la redundancia), el que le hizo el grupo vigués Siniestro Total a Martin Luther King. Fue en la portada del disco "Country & Western" (2010), que imita la portada de un periódico y la histórica foto del Motel Lorraine, obra de Joseph Louw, de la revista "Life", en la que los activistas que acompañaban a King señalan el lugar desde donde se produjo el disparo fatal, con el cuerpo del Premio Nobel aún tendido en la terraza. "Criminal atentado contra el rock gallego en Houston", reza el titular ficticio de la carátula, aludiendo a la ciudad de Texas donde fue grabado el disco. "Óscar Avendaño, bajista del grupo vigués Siniestro Total, se debate entre la vida y la muerte tras ser alcanzado ayer lunes por el disparo de un francotirador no identificado". A humor negro no hay quien gane a Julián Hernández y compañía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook