25 de abril de 2017
25.04.2017

La otra banda sonora de la Revolución de los claveles

Además de la icónica "Grândola Vila Morena", otras canciones jugaron un importante papel en el movimiento que acabó con la dictadura de Salazar

25.04.2017 | 14:44
La otra banda sonora de la Revolución de los claveles

El 25 de abril de 1974, veinte minutos después de la medianoche, la emisora Radio Renascença, emitió la mítica canción de Jose 'Zeca' Afonso , "Grândola Vila Morena" como señal de que el levantamiento había triunfado y se acababa con una dictadura que duraba más de medio siglo.
Su sentida letra sería utilizada aún setenta años después, como crítica a los recortes sociales y la 'troika': "Grândola, vila morena/ Terra da fraternidade,/ O povo é quem mais ordena Dentro de ti, ó cidade./ Em cada esquina um amigo/ Em cada rosto igualdade, Grândola, vila morena/ Terra da fraternidade".


Hoy se cumplen 73 años de esa parte de la Historia más conocida: la que tiene que ver con el auténtico himno del golpe de los capitanes de abril.

Pero Grândola no fue la única melodía que en aquellos días sirvió como señal entre los revolucionarios. Hubo otra canción clave. Un día antes había sonado "E depois do adeus" de Paulo de Carvalho, que fue el primer aviso para los capitanes conjurados. El tema, que había representado a Portugal en el Festival de Eurovisión, aunque quedó en última posición se convirtió en una de las canciones de moda de aquellos días.

Pero hay quien suma más letras y músicas a aquella banda sonora, muchas más, a la gesta del movimiento revolucionario que derrotaría a la dictadura de Salazar.

Las fuerzas del ejército portugués organizadas por el MFA serían las encargadas de conseguir la libertad con el apoyo del pueblo que las cobijó y con la colocación de claveles rojos en los fusiles de los soldados.

Así, Luis Cilia adaptó a poetas portugueses desde su exilio de París y en su honor, entre las canciones que suenan cada 25 de abril aparece "Avante camarada", también himno del movimiento comunista luso.


Ayer, en la víspera del 25 de abril, la Praça do Comércio de Lisboa acogió el concierto Canções para Revoluções, para reunir una serie de canciones de protesta interpretadas por una orquesta y como compendio de países víctimas de dictaduras despóticas y violentas del pasado siglo, entre las que figuraban temas de la guerra civil española.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook