Un grupo vitivinícola de Argentina inyecta capital en la bodega Señorío de Rubiós

Vinos de la Luz pasa a ser el socio principal de esta bodega de la subzona del Condado

”Queremos mantener la misma cantidad de socios y la indiosincrasia del lugar”, dicen

Viñedos de la bodega Señorío de Rubiós, ubicada en As Neves.

Viñedos de la bodega Señorío de Rubiós, ubicada en As Neves. / D.P.

Señorío de Rubiós, una de las bodegas referentes de la subzona del Condado, ha recibido una inyección de capital del grupo vitivinícola argentino Vinos de la Luz, que pasa a ser el socio principal de la bodega, ubicada en As Neves. Con esta operación, el grupo argentino desembarca en la D.O. Rías Baixas y suma su tercera bodega en España, donde tiene presencia desde hace casi diez años en la D.O. Ribera del Duero y, más recientemente en la D.O. Cigales.

La ampliación se ha hecho a través del aumento de capital con la sociedad Videll Wines Investments Partners S.L. que lleva el control de Señorío de Rubiós y que se suma a los 103 socios ya existentes.

“Queremos mantener la misma cantidad de socios, respetar el espíritu asociativo y la idiosincrasia del lugar, por eso hemos decidido entrar vía aumento de capital”, asegura Ricardo Fernández Núñez, presidente de Videll Wines y propietario de Vinos de La Luz.

Para Fernández Núñez, el desarrollo de las variedades blancas -albariño, godello, treixadura y loureriro- ha sido “clave” para asentarse en Rías Baixas, pero sin olvidar el gran potencial de los tintos gallegos -brancellao, pedral, sousón, caiño y espadeiro-. “Venimos a aprender, a sumarnos al equipo que ya está. Esta bodega representa mucho a la comarca donde está. No queremos olvidar la riqueza cultural, es una de las cosas más bonitas que tiene Galicia. El respeto por los otros socios es una prioridad para mí”, confiesa Fernández Núñez.

Viñedos y un hotel

Muchos de esos socios son viticultores que venden su uva a la bodega que elabora vinos blancos, tintos y espumosos enmarcados dentro de la D.O. Rías Baixas bajo las marcas Señorío de Rubiós y Manuel D’Amaro. Actualmente, Señorío de Rubiós cuenta con 61,5 hectáreas en propiedad, de las cuales 30,5 están en producción.

Además de la bodega, la empresa controla el hotel Nande que tiene 12 habitaciones, restaurante, piscina, huerto propio, salones para reuniones y una zona exterior para eventos.

Vinos de la Luz es un grupo internacional, cuya primera bodega se levantó en el Valle de Uco, en Mendoza (Argentina). En 2015 se estableció en España, en la D.O. Ribera del Duero, y en Italia, en la Toscana. Recientemente, el año pasado, compró una bodega en la D.O. Cigales; y también cuenta con sendos proyectos vitivinícolas en Ucrania y en Estados Unidos, que completan con su aterrizaje en la D.O. Rías Baixas de la mano de Bodegas Señorío de Rubiós.

El sueño argentino de dos emigrantes gallegos

Aunque el desembarco en la D.O. Rías Baixas de la mano de Bodegas Señorío de Rubiós del grupo internacional Vinos de la Luz es su primera inmersión empresarial en Galicia, no es así en el ámbito personal, pues la firma tiene raíces gallegas. El origen de la tradición vitivinícola de la familia que sentó los cimientos de Vinos de la Luz, los Fernández Núñez, se remonta a principios del siglo XX, cuando, en 1910, los emigrantes gallegos Serafín Fernández y María Núñez, partieron a Argentina en busca de un futuro más próspero y no regresaron.

Allí trabajaron como jornaleros de siembras, podas y cosechas, hasta que en 1919 se asentaron en Mendoza, donde las tierras fiscales de acceso gratuito de la pre cordillera de los Andes necesitaban mano de obra en los límites con Chile. Serafín Fernández y María Núñez vieron en las vides su futuro y ahí, en Mendoza, en el Valle de Uco, sembraron por primera vez el origen de Vinos de la Luz, que ahora gestiona su nieto, Ricardo Fernández Núñez.

Suscríbete para seguir leyendo