Un equipo de voluntarios disuadirá contra la basura y los agujeros en San Xoán

Miembros de Amigos da Terra repartirán sacos para que la gente recoja sus residuos tras la noche de fiesta en Praia América

El alcalde, junto al equipo de voluntarios de Amigos da Terra.

El alcalde, junto al equipo de voluntarios de Amigos da Terra.

Nigrán se prepara para recibir mañana a los miles de jóvenes que eligen Praia América y Panxón para celebrar San Xoán, y, a su dispositivo de vigilancia sin precedentes, suma un equipo concienciador a pie de playa para disuadir a los que tengan intención de cavar grandes agujeros. Así, desde el mediodía, una decena de voluntarios pertenecientes a Amigos da Terra recorrerán desde primera hora el arenal con sacos que entregarán a los grupos asistentes, al mismo tiempo que los informarán sobre el daño que supone tirar la basura o cavar hoyos.

El objetivo del voluntariado es que la gente deposite en los sacos todos los residuos que generen durante la noche más corta del año y que, al rematar, los dejen en los contenedores dispuestos en las entradas a la playa.

"Una simple pisada o la aportación de basura altera el equilibrio del ecosistema dunar con graves consecuencias", afirma Antón Lois, coordinador de Amigos da Terra

“Una única noche de fiesta mal entendida, para el ecosistema supone muchísimo más tiempo de regeneración. Vamos a explicar a los asistentes que la zona dunar es un sitio especialmente frágil, con especies que sobreviven en condiciones extremas, por lo que una simple pisada o la aportación de basura altera ese equilibrio con graves consecuencias. Quedan muy pocas zonas dunares y hay que conservarlas; antes de llegar a soluciones extremas hay que dar una oportunidad al camino intermedio”, explica Antón Lois, portavoz de Amigos da Terra.

Así, después de tres años con la campaña de concienciación #SanXoanSenLixo, el Concello da un paso más y le declara la guerra a los agujeros. Pero no será una mera recomendación, sino una prohibición, por eso, por primera vez, acudirá la Unidad Pegaso de la Guardia Civil de Pontevedra, ampliada con agentes desplazados exprofeso desde la unidad central de Madrid, con el objetivo de vigilar con drones todo el arenal de Praia América y Panxón, así como las calas más alejadas de Monteferro y Lourido.

200 efectivos en el operativo de seguridad

Más de 200 personas, entre Policía Local, con agentes de Ponteareas, Vigo, Tomiño, Gondomar, Porriño, Baiona, Redondela, A Guarda y Bueu; Guardia Civil, Seprona, Policía Autonómica, GES, Protección Civil y agentes de Tráfico trabajarán coordinados para que la fiesta de San Xoán transcurra sin incidencias y, sobre todo, para acabar con la costumbre de hacer grandes agujeros en la arena.

Y, si las medidas de concienciación no surten efecto, las multas por desobedecer la prohibición de cavar hoyos en la arena ascienden desde 100 a 3.000 euros, en caso de ser leves, hasta los 200.000 euros las catalogadas como graves.