Una antena de telefonía camuflada en primera línea en Baiona

El hotel Bahía ha alquilado el tejado para su colocación y el Concello ha obligado a ocultarla para evitar el impacto visual

La antena se oculta con una caja sobre el tejado del hotel.

La antena se oculta con una caja sobre el tejado del hotel. / ALBA VILLAR

Una nueva antena de telefonía reforzará este verano la cobertura en primera línea de playa en Baiona y no se aprecia a simple vista. Se ubica sobre el tejado el hotel Bahía, el emblemático alojamiento junto al arenal de Santa Marta que da la bienvenida a todo aquel que accede a la villa, y se oculta con una especie de caja del color de la fachada.

El propietario del hotel, Ezequiel Simóns, confirma el alquiler de una parte del tejado a una compañía de telecomunicaciones para colocar la torre e indica que la instalación dispone de los permisos necesarios, o que al menos así se lo han indicado los arrendatarios.

La única condición que el Ayuntamiento de Baiona ha impuesto, según la propiedad, es cubrir la antena para evitar el impacto visual. De ahí que se haya rodeado con un prisma cuadrangular en color teja, para mimetizarlo con el edificio.

No necesita licencia

El alcalde, Jesús Vázquez Almuiña, afirma que el asunto está sobre la mesa de los técnicos de Urbanismo. El procedimiento administrativo para colocar este tipo de antenas es municipal y simple, siempre que no afecte a espacios o bienes patrimoniales protegidos. La normativa establece que las compañías pueden proceder a la colocación una vez presentan una comunicación previa ante la Administración municipal, que no necesitan una licencia al uso.

Este tipo de instalaciones solo precisa autorización de la Xunta si se sitúa en espacios con alguna protección

En el caso de que el lugar esté afectado por algún tipo de protección, sería obligada la autorización de departamentos autonómicos como la Dirección Xeral de Patrimonio, Augas de Galicia, Costas o la Consellería de Medio Ambiente, entre otros.

Un espacio sin protección especial

Según el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) y el Plan Especial de Protección del Casco Histórico de Baiona (Pepchab), el establecimiento hostelero se encuentra en un área de respeto arqueológico –que influiría únicamente en caso de nueva construcción–, pero fuera de cualquier área de protección de elementos patrimoniales, pese a la cercanía de la capilla de Santa Marta, del siglo XVII. El hotel está fuera de la demarcación de Costas,por lo que el organismo estatal no ha de pronunciarse al respecto.

Suscríbete para seguir leyendo