El Festival de Cans hizo pleno en ocupación hotelera y batió récord de contrataciones

Empleó a 155 personas | La repercusión económica sobrepasó los límites de la comarca

Público asistente a la colocación de la estrella de David Trueba en el Torreiro de Cans.

Público asistente a la colocación de la estrella de David Trueba en el Torreiro de Cans. / R. GROBAS

D.P.

El Festival de Cans ha batido su propio récord de creación de empleo en su última edición, en la que llegó a las 155 altas laborales. Dicha cifra supera en más de un 2,5% las contrataciones de la pasada edición, en la que el festival ya diera un gran salto en lo que a contrataciones se refiere, al pasar de las 134 a las 151 altas laborales.

De las 155 contrataciones registradas en esta edición, 75 fueron de empleos directos relacionados con las áreas de producción, merchandising, transporte de invitados y trabajo en barras; 20 fueron de servicios especializados de autónomos en áreas como diseño gráfico, fotografía, vídeo, comunicación, redes sociales o programación de contenidos y otras 60 de contrataciones relacionadas con empresas que prestaron servicios durante los cinco días del certamen, por el que pasaron más 12.000 personas. Estas empresas prestaron servicios en áreas como la recogida de basura y limpieza, seguridad privada, montaje y desmontaje de carpas, así como equipos de logística de sonido, iluminación y proyecciones en los diferentes “jalpóns”.

Vecinos

La mayoría de las personas contratadas pertenecen al municipio de Porriño, de las cuales 15 personas son de la propia aldea de Cans, entre ellas, numerosos jóvenes a los que el festival les dio la oportunidad de firmar su primer contrato laboral. Otra parte de las contrataciones procede de concellos limítrofes, como Mos, Salceda de Caselas, Redondela o Ponteareas.

La alta demanda obligó a completar plazas hoteleras en establecimientos de zonas limítrofes como Tui o Vigo

La celebración del festival también generó una ocupación hotelera del 100% en toda la comarca. A pesar de la lluvia anunciada para el sábado, día grande del festival, muchos hoteles ya tenían el cartel de completo desde semanas antes y el público no falló. El certamen batió también este año el récord de pernoctas contratadas para organización e invitados, llegando a sumar 207 habitaciones en los cinco días. De hecho, la alta demanda obligó a completar plazas hoteleras en establecimientos de zonas limítrofes como Tui o Vigo.

Otra marca que batió este año el festival fue el de servicios de comida contratados para trabajadores, voluntarios y artistas e invitados que pasaron por el evento. En esta edición, se contrataron 920 servicios de comida en hasta diez lugares de restauración diferentes, todos ellos entre el centro de Porriño y la aldea de Cans.

Además del gasto efectuado en locales de restauración, en esta edición continuó aumentando la cifra de proveedores locales, contratando servicios con unas sesenta empresas de la comarca, siguiendo la filosofía “kilómetro 0” del certamen. Estas empresas presentaron servicios de imprenta, papelería, asesoría, distribuciones, servicios de taxi o ferretería.

Por todo el trabajo realizado, desde la organización del Festival de Cans también trasladan su agradecimiento público al trabajo de las diversas concejalías del Concello de Porriño y al esfuerzo de los trabajadores y trabajadoras municipales, así como de la Policía Local, Guardia Civil y Protección Civil.