Fornelos se moviliza ante el traslado del servicio de pediatría al PAC de Redondela

Los vecinos también se quejan de las esperas de casi un mes para obtener una cita para el médico de cabecera

Anuncian cortes de la carretera PO-250 para protestar por la situación

Los usuarios del centro de salud de Fornelos de Montes durante la protesta.

Antonio Pinacho

Antonio Pinacho

Antonio Pinacho

La supresión sin previo aviso del servicio de Pediatría en Fornelos de Montes ha sido la gota que ha colmado la paciencia de los vecinos de este municipio, que ayer se concentraron ante el centro de salud para exigir al Sergas una mejora en la atención médica.

Los afectados se sienten discriminados por la Consellería de Sanidade ante su decisión de trasladar las consultas pediátricas al PAC de Redondela –al igual que sucede con los usuarios de Pazos de Borbén–, lo que les obliga a recorrer 40 kilómetros para acudir al médico.

Además también se quejan de las deficiencias en la atención sanitaria por la falta de personal, ya que las esperas para obtener una cita con el médico de cabecera se alargan “entre 25 y 30 días para una cita presencial, a lo que hay que añadir otros veinte más si tenemos que pedir cita para una analítica y diez días más para conocer los resultados”, explica Ángeles Carrera, una de las portavoces de la plataforma de afectados.

Los manifestantes, ayer, muestran una de las pancartas.

Los manifestantes, ayer, muestran una de las pancartas. / ANTONIO PINACHO

Un problema que se agrava teniendo en cuenta que Fornelos cuenta con un elevado porcentaje de población mayores de 65 años que requieren más atención. “Sentimos que el Sergas nos está dejando abandonados y a nuestra suerte, negando a la gente derechos sanitarios elementales, y eso no lo vamos a consentir”, advierte Carrera.

Otra de las quejas es que el médico asignado a Fornelos también hace guardias en los PAC de Redondela y Cangas, “por lo que los días salientes de las guardias no hay atención médica en nuestro centro de salud [como ocurrió ayer], además sin previo aviso, ya que los usuarios se enteran al llegar por un cartel que colocan en la entrada del ambulatorio, por lo que genera desplazamientos innecesarios en un municipio como este con la población muy dispersa”. Además, el servicio de citas por el móvil se encuentra siempre bloqueado y para renovar las recetas tardan más de quince días, “lo que obliga a la farmacia del pueblo a hacer el favor a los vecinos y adelantarles los medicamentos, en algunos casos muy costosos, para evitarles las esperas”, recalca la portavoz.

Los niños también participaron en la movilización para pedir el servicio de Pediatría.

Los niños también participaron en la movilización para pedir el servicio de Pediatría. / ANTONIO PINACHO

El colectivo ha solicitado una reunión con el responsable del Sergas del área sanitaria para trasladarle sus demandas y contemplan iniciar un programa de movilizaciones con el corte de la carretera PO-250 para llamar la atención sobre este problema. El objetivo es conseguir la reposición del servicio de Pediatría y reducir las esperas para las citas del médico de cabecera a cuatro o cinco días como máximo. “No podemos admitir que haya ciudadanos de primera y de segunda en función del municipio en el que residas, todos tenemos derechos a los mismos servicios y a una atención sanitaria digna”, concluye Carrera.

Suscríbete para seguir leyendo