Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Porriño devuelve facturas por valor de 1,1 millones a 10 empresas por no acreditar trabajos al Concello

La revisión de la facturación pendiente de pago, que asciende a 5 millones, detectó “graves irregularidades”

Corporación de Porriño, reunida ayer en pleno. | // ANXO GUTIÉRREZ

La Corporación municipal de Porriño aprobó ayer la devolución de facturas por valor de 1,1 millones de euros emitidas entre los años 2017 y 2018. Además de devolver estos recibos, también se retiran de la contabilidad de la cuenta 413 por no haber podido justificar la prestación de servicios al Concello de Porriño. La propuesta del equipo de gobierno salió adelante con los votos a favor del Partido Popular. Votaron en contra el BNG, PSOE y la edil no adscrita, Lourdes Moure; mientras que EU Son se abstuvo y Manuel Carrera, UDDL, no acudió al pleno, lo que le sirvió al PP para aprobar la denegación de un reconocimiento extrajudicial de crédito para el pago de facturas a diez empresas.

Tanto el PSOE como el BNG y Lourdes Moure coincidieron en valorar que “el Concello debe pagar a quien le prestó un servicio”, mientras que EU Son se abstuvo al reconocer “la absoluta chapuza que hubo en este Concello en cuanto a contratación”.

Este millón de facturas pendientes de pago se incluyen en la partida 413, que supera los 5 millones de euros. El gobierno municipal inició la revisión de oficio y fiscalización de todas ellas para determinar la veracidad de la prestación de los trabajos o, por el contrario, si se trata de obras que no se realizaron o se pretendían cobrar por encima de su precio de mercado.

La revisión de oficio promovida por el ejecutivo detectó “graves irregularidades” en la facturación presentada por diez empresas que fueron contratadas por el anterior gobierno municipal, “sin seguir ningún procedimiento de contratación en la adjudicación del contrato, valiéndose de acuerdos verbales sin ningún tipo de garantía legal, causando además un importante daño a las arcas municipales”.

2 millones pendientes de sentencia

Por ahora, se ha procedido a la revisión de 3,5 millones de euros en facturas que el anterior gobierno local dejó en la cuenta 413, incluidos los más de 2 millones de euros en facturas pendientes de sentencia al ser objeto de una investigación penal. En este sentido, preguntado por la oposición, el interventor municipal aclaró que si las sentencias resuelven que el Concello debe pagar a las empresas “se hará lo que diga el juez”.

“En estos momentos se está acometiendo la revisión de la restante facturación retirada de la contabilidad municipal para que las pequeñas empresas y autónomos que acrediten que prestaron un servicio al Concello de Porriño puedan por fin cobrar”, adelantan desde el gobierno que preside Alejandro Lorenzo.

Sobre esto, la oposición criticó al equipo de gobierno por llevar primero a pleno las facturas a devolver en lugar de aprobar primero el pago de los recibos de las siete empresas que sí pudieron acreditar la realización de trabajos o servicios al Concello de Porriño. Al respecto, el interventor explicó que para ello es necesario habilitar crédito, procedimiento que se extiende durante mes y medio y que, por tanto, no entra en el presupuesto del presente año. “En 2023 todas las empresas que acreditaron trabajos al Concello van a cobrar”, prometió el regidor.

Compartir el artículo

stats