La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, de la Xunta de Galicia, inició los trabajos para habilitar dos paradas de autobús en la PO-400 a su paso por Crecente con una inversión de 48.000 euros. Así, habrá un espacio habilitado para que los autobuses paren y se instalarán marquesinas con banco y apoyo isquiático , cada una en un margen de la carretera y se habilitarán zonas de circulación específica para peatones.