El Concello de Tomiño ha implantado un sistema de gestión de la energía que permite controlar y monitorizar su consumo energético para posteriormente adoptar las medidas necesarias para reducir el gasto municipal. A pesar de todos los esfuerzos del gobierno local para intentar reducir el gasto en electricidad, en el último pleno fue necesario aprobar un crédito extraordinario de 300.000 euros para asumir la subida de precios.