Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El waterpolo crea afición en Chapela

La playa de Arealonga acoge esta semana unas jornadas de iniciación a este deporte acuático

Un grupo de niños participantes en a actividad. // FdV

Chapela busca crear afición en deportes alternativos al fútbol, balonmano o baloncesto. Para ello, uno de los extremos de la playa de Arealonga se ha transformado esta semana en un recinto de waterpolo con tres pistas flotantes que sirven de escaparate para dar a conocer esta disciplina entre las personas que acuden cada jornada a disfrutar del arenal, a las que se invita a probar esta práctica en unas jornadas gratuitas de iniciación.

Dos pistas flotantes de waterpolo instaladas en uno de los extremos de la playa de Arealonga. // FdV

La actividad, organizada por la Escola de Waterpolo Vigo en colaboración con la Concejalía de Deportes de Redondela, se desarrolla cada día hasta el próximo domingo en horario de 12.30 a 18.00 horas. Está dirigida a niños y niñas con edades comprendidas entre los 7 y 12 años y busca fomentar la práctica de este deporte considerado por los expertos como idóneo para la infancia, ya que ayuda con la coordinación, la resistencia, el equilibrio, la fuerza y la velocidad.

El responsable de la iniciativa, Carlos Cayado, presidente de la Asociación Coruñesa de Waterpolo y vinculado a este deporte desde hace más de 40 años, explica que uno de los objetivos de esta iniciativa es visibilizar este deporte que no vive sus mejores momentos en la actualidad, puesto que el número de licencias en toda Galicia no alcanza el millar. “Es importante que los niños y también los adultos conozcan esta disciplina y la mejor forma es sacándolo de las piscinas a lugares al aire libre como esta playa. Arealonga es un escenario perfecto porque está resguardada, con poca corriente y oleaje, y también es un escaparate inmejorable porque nos ve la gente que acude al arenal y también desde el paseo marítimo”, explica.

Más de 40 niños

En las tres primeras jornadas el tiempo no acompañó mucho, ya que hizo algo de fresco, pero las previsiones para el fin de semana, con una subida de las temperaturas, confía en que sirva para atraer al mayor número de niños. Pese a todo no se queja de cómo está desarrollándose la actividad. “Hasta ahora han pasado unos cuarenta niños por las pistas, ya que al ser flotantes llaman mucho la atención. Les damos unas breves explicaciones de las reglas del juego, pero sobre todo, lo más importante es que se diviertan porque esa es la mejor forma de lograr aficionados a cualquier deporte”, puntualiza Cayado.

La iniciativa cuenta con la participación de 25 deportistas de la Asociación Coruñesa de Waterpolo que colaboran en las tareas de enseñar las técnicas de este deporte a los niños chapelanos. Además disfrutan de “pachangas” con aficionados de otras disciplinas deportivas, como el Club de Remo de Chapela, a los que han retado para un partido, y también jugarán durante los próximos días contra los equipos locales de balonmano y fútbol.

Ante el éxito de esta primera edición de las jornadas de iniciación al waterpolo, ya se plantean que tengan continuidad en los próximos años con el objetivo de intentar crear un equipo en el municipio. La idea no es nueva, puesto que en 2016 el Centro Recreativo Cultural de Redondela ya intentó montar un equipo de waterpolo, aunque no tuvo continuidad.

Compartir el artículo

stats