Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entra en servicio la primera escuela infantil del polígono de A Granxa

Regades considera básico “que la gente pueda conciliar la vida familiar y la laboral”

David Regades durante la visita a la Escuela Infantil de A Granxa, en Porriño. // D.P.

La primera escuela infantil con la que cuenta el polígono industrial de A Granxa entró en servicio el pasado día 1 con veinte niños. Se cumple así un viejo anhelo de la entidad de conservación que dirige el polígono y han tenido que pasar varios años hasta que la solución llegó de la mano del Consorcio de la Zona Franca y de la entidad privada Trastes, que dirige Beatriz Cabaleiro.

El delegado de la Zona Franca de Vigo, David Regades, visitó el nuevo servicio instalado en los locales del consorcio en el polígono de A Granxa, de la empresa Trastes. El centro celebró hace unos días una jornada de puertas abiertas y desde el día 1 ya está en funcionamiento.

“Es fundamental para que la gente que acude a diario a A Granxa pueda conciliar la vida familiar y la laboral”

decoration

Regades manifestó su total apoyo a este proyecto ya que “es fundamental para que la gente que acude a diario a trabajar en A Granxa pueda conciliar la vida familiar y la laboral”. Los parques empresariales de Zona Franca, añadió, “son más que recintos donde hay naves, son espacios económicos que se dotan de servicios para ser más adecuados para retener el talento y esto facilita la integración de madres y padres en el mercado laboral.”

La escuela infantil se ha instalado en la planta baja del Centro de Servicios de Zona Franca en A Granxa con una superficie total de 318 metros cuadrados con 75 de zona exterior. Trastes ofrece un total de 72 plazas de 0 a 3 años, así como servicios complementarios de 3 a 8 años. La duración del contrato será de 15 años.

La escuela infantil ya tiene en estos momentos 20 niños y niñas y cuenta con reservas para septiembre, la mayoría hijos de trabajadores del polígono. Está dirigida por Beatriz Cabaleiro Fernández, que cuenta con una dilatada experiencia en esta etapa educativa a través de los diferentes centros infantiles Trastes como el que se ha instalado en el polígono de A Veigadaña PEMOS. Allí la solución la buscó la Asociación de Empresarios de Mos (Aemos) que realizó las obras necesarias para poder ubicar la escuela que después sacó a concurso.

Compartir el artículo

stats