Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primeros contratos fijos para los bomberos del Miñor tras más de 20 años de servicio

La Mancomunidade crea 12 plazas, a las que podrán acceder por méritos, sin oposición

Bomberos del GES Val Miñor acondicionan los vehículos. GES Val Miñor

Los más veteranos han cumplido ya 27 años al servicio de la comarca y los últimos en llegar superan los cinco años de antigüedad, pero ninguno de los bomberos que atienden los municipios miñoranos tiene contrato fijo. Lo tendrán en los próximos meses, como muy tarde a finales de 2024. La Mancomunidade ha aprobado esta semana la oferta pública de empleo que creará sus plazas de funcionarios. Accederán a los puestos por concurso de méritos, sin necesidad de oposición. De manera que, aunque la convocatoria está abierta a cualquiera con la formación necesaria en emergencias, todo apunta a que los ocuparán los doce efectivos que forman la plantilla.

La mesa de negociación, integrada por representantes políticos y sindicales, ha resuelto poner en marcha la creación de los doce puestos de bomberos y la del psicólogo encargado del servicio de drogodependencias comarcal. En cuanto se publique en el Boletín Oficial de la Provincia, el organismo tiene de plazo hasta finales de año para publicar las bases de la oferta pública de empleo y dos años más para formalizar los contratos. Tanto el presidente, Juan González, alcalde de Nigrán, como los bomberos, representados por Rosy Pereira como delegada sindical, esperan “agilizar el asunto al máximo” para que todo quede resuelto este año. Para los efectivos de emergencias es "un gran paso".

La bolsa de empleo para cubrir las bajas y garantizar los turnos se abrirá en días

decoration

La Mancomunidade ha tomado la decisión tras entrar en vigor la reciente normativa estatal para reducir la temporalidad en el empleo público. Ahora los bomberos darán un paso más de cara a su estabilidad laboral. Otro más después de conseguir hace cinco años que el órgano supramunicipal los declarase indefinidos no fijos por orden judicial. Hasta 2017 figuraban como temporales, acudieron a los juzgados y ganaron.

El paso a empleados públicos fijos no supondrá ningún cambio en materia salarial para la plantilla, que firmó su primer convenio con el gobierno de la Mancomunidade en el arranque de 2018, unos meses después de la grave oleada de incendios que asoló la comarca y que los convirtió en héroes por un tiempo. Aquel acuerdo les subía el sueldo de 850 euros a los 1.200 netos que perciben.

Tampoco resuelve los problemas de la escasa plantilla que han dejado el servicio sin ningún efectivo durante varias jornadas el basado invierno a causa de las bajas. La Mancomunidade ha creado una bolsa de empleo en la que podrán inscribirse profesionales del sector para garantizar las sustituciones. Entrará en vigor en los próximos días, según señala González, en cuanto lo publique el BOP.

La ampliación de la plantilla en un 50%, un compromiso incumplido

El convenio colectivo firmado hace cuatro años incluía el compromiso de la Mancomunidade de incrementar la plantilla del GES en un 50 por ciento, hasta los 18 efectivos en dos años. No ha podido cumplir la promesa porque así se lo impedía la normativa. Mientras no crease las plazas no podía aumentarlas. Esa será la reivindicación que emprenderán los efectivos en cuanto ocupen sus puestos fijos, anuncia la delegada sindical. Con un equipo de 18 personas será posible organizar el trabajo de forma más operativa, asegura.

Compartir el artículo

stats