El PP acusa a Rivas de privatizar servicios y aumentar la carga fiscal a los vecinos

Expresa su rechazo al proyecto de presupuestos del gobierno redondelano

El edil del PP Iván Crespo, junto a sus compañeras de partido Carmen Amoedo y María José Barciela. / FdV

El edil del PP Iván Crespo, junto a sus compañeras de partido Carmen Amoedo y María José Barciela. / FdV / La portavoz del PP de Redondela y diputada provincial, María del Carmen Amoedo, entre los ediles Iván Crespo y María José Barciela, ayer en Pontevedra tras la sesión constitutiva de la Diputación de Pontevedra.

Antonio Pinacho

Antonio Pinacho

El PP de Redondela expresó ayer su rechazo al proyecto de presupuestos municipales que el gobierno socialista llevará a pleno la próxima semana, al considerar que privatizan servicios y aumentan la carga fiscal a los ciudadanos.

La edil popular, Iván Crespo, advierte que el documento económico que presentará el gobierno de Digna Rivas incluye una subida del 127% en ingresos por multas de tráfico y no se contemplan los efectos de la pandemia ni la crisis energética, como tampoco se incluye la creación del Grupo de Emerxencias Supramunicipal (GES). Asimismo reprocha que no hayan sido consensuados con el grupo popular, como principal grupo de la oposición, teniendo en cuenta que el PSOE gobierna en minoría.

Así, el concejal popular cree que la propuesta de presupuestos realizada por el gobierno local solo agravará los problemas que tiene el Concello y “sangrará” a los vecinos con una mayor carga fiscal.

Crespo asegura que el gobierno plantea la privatización de servicios municipales, como la limpieza de playas o los socorristas. “En el primer caso, en los gobiernos anteriores, para las playas se contrataba a personas de Redondela que estaban sin trabajo, algo con lo que ahora acaban los socialistas renunciando, de paso, a una competencia municipal clave que la alcaldesa se saca de encima para no tener que ocuparse de un problema que en los últimos años generó una gran polémica”.

También critica que los presupuestos contemplan “un aumento brutal” de los ingresos por multas –un 127%– y más aún en el caso de los recargos de apremio –un 281%– y de mora –un 299%–, “lo que demuestra un escandaloso afán recaudatorio”.

Pese a esa subida, lamenta que no se amplíen los recursos destinados a bienestar, en especial asistencia a mayores, colectivos en riesgo de exclusión y pobreza, atención a la mujer, igualdad... y desaparece la partida destinada a integración. "Al mismo tiempo se reduce la partida destinada a saneamiento, que pasa de los 260.000 euros actuales a solo 60.000, lo que significa un recorte de casi el 77% de una cantidad esencial para miles de redondelanos que viven en las parroquias", apunta.

No tienen en cuenta la crisis energética

En la misma línea, Crespo señala que las cuentas que propone el gobierno de Rivas no consideran las consecuencias que ha tenido la pandemia, en especial para familias, pequeños empresarios, comerciantes, emprendedores y autónomos. Tampoco se prevé el impacto de la crisis energética, con la subida en combustibles, componentes, materiales, comunicaciones, suministros o transporte, que puede tener un impacto considerable en los gastos corrientes y con ello en el funcionamiento diario de los servicios municipales. "Es más: baja el presupuesto destinado a suministro eléctrico pasando de los 794.000 euros del año pasado a 720.000 para este", señala.

Los populares también reprochan que un mes para que comience el verano, el gobierno redondelano tampoco destine una partida suficiente para la puesta en funcionamiento del Grupo de Emerxencias Supramunicipal, "que acumula ya más de un año de retraso y que sí está operativo en Mos, municipio con el que Redondela tiene que coordinar este servicio", recalca Crespo, que reprocha a la alcaldesa que culpe a la Xunta y el PP "cuando hemos sido los únicos que hemos apoyado la necesidad de este servicio".

Crespo, por último, critica que la dirigente municipal proponga unas cuentas "en las que no ha hecho un mínimo esfuerzo por buscar una vía de diálogo con el PP, que es el partido que representa al mayor número de vecinos", con nueve concejales en la corporación. En este sentido, recuerda que Rivas solo se sentó "apenas un cuarto de hora" con los ediles populares. "Se presentó 50 minutos tarde a la única reunión a la que había sido convocado este grupo y solo estuvo un momento antes de irse y citarnos para una segunda cita, que no se produjo", afirma.

Además también lamentan la falta de diálogo con los representantes sociales, asociaciones locales, comerciantes, entidades parroquiales culturales o deportivas del municipio.