Cans vibra con uno de los viernes de mayor público de la historia del festival

La escritora y cineasta Margarita Ledo coloca su estrella en el Torreiro | Lleno total en la noche de los homenajes con la entrega de los primeros reconocimientos del certamen

Valentín García, Carmela Silva, Margarita 
Ledo y Alfonso Pato, ayer. |   // ANXO GUTIÉRREZ

Valentín García, Carmela Silva, Margarita Ledo y Alfonso Pato, ayer. | // ANXO GUTIÉRREZ / G. PORTO / E. Miguez

G. Porto / E. Míguez

El Festival de Cans celebró ayer su día de los homenajes, y, según indican desde la organización, se vivió uno de los viernes con mayor presencia de público de la historia del certamen, que este año recuperó su formato habitual. La protagonista de esta cuarta jornada fue la cineasta Margarita Ledo que estuvo en Cans para mantener un coloquio y colocar su estrella en el Torreiro das Estrelas, además Ledo recibió el premio Pedigree de Honra 2022.

João Nicolao, ayer. |   // ANXO GUTIÉRREZ

João Nicolao, ayer. // ANXO GUTIÉRREZ / G. PORTO / E. Miguez

Durante la gala, presentada ya de noche por Keka Losada se hizo entrega de los premios “Chimpín de Plata” de esta edición al actor Federico Pérez, al crítico cinematográfico y director Javier Tolentino y a los vecinos Alfonso y Marisol. También fueron entregados los premios del concurso de videoclips.

Tras el coloquio de la mañana, Margarita Ledo pudo colocar su estrella en el torreiro, y grabar sus dedos. A su lado el director del Festival, Alfonso Pato, la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, y el secretario xeral de Política Lingüística, Valentín García.

Ayer también hubo ruta literaria-cinéfila con Carlos Meixide y un coloquio con los actores ganadores de un Goya Tamar Novas y Chechu Salgado, además de encuentros con una docena de directores y directoras en las secciones paralelas “A que andas?” y “Fillx@s de Cans”, Juan Zelada en el Torreiro y Amparanoia y sesión disco-chimpín de The Incredible Peón Kurtz Dj , fueron el cartel musical de esta cuarta jornada de festival.

Llegada de João Nicolau

Ayer fue el desembarco en Cans del director João Nicolau, uno de los representantes más destacados del nuevo cine portugués, a quién se le dedica en esta XIX edición el foco internacional. Nicolau asistió a la proyección de la retrospectiva de sus cortometrajes en el Baixo de Bugarín. También participó en el Café con CREA, de la Asociación de Directores y realizadores de Galicia, junto a la realizadora viguesa Noemí Chantada y el cineasta Fon Cortizo.

Una de las actividades favoritas del público más fiel del festival es la de las Fillas e Fillos de Cans, uno de los grandes escaparates del talento en la realización de películas. Andrea Vázquez, Álvaro Gago, Alberto Gracia, Fernando Cortizo, João Nicolau e Ángeles Huerta mostraron algunos minutos de sus últimos trabajos aún sin finalizar y antes de rodar por salas y festivales.

Los Cans del Futuro recibieron las últimas visitas escolares, con el concurso REC-Corta en colaboración con la Secretaría Xeral de Política Lingüística. A esta actividad también acudió el representante de este departamento. Valentín García aprovechó para reconocer “el talento creativo de las nuevas generaciones, que se expresa en gallego por canales muy diversas, entre las que tiene un papel destacado el audiovisual”.

Además los chimpines volvieron a recorrer las calles de la parroquia para llevar al público a las salas de proyección.

[object Object]

El director de cine portugués João Nicolau es uno de los protagonistas del foco internacional del Festival de Cans de este año. El luso estuvo este viernes en el Baixo de Bugarín dialogando sobre sus creaciones audiovisuales. De esta forma, Nicolau empezó un viaje que partió desde un mundo de aventuras con piratas con la cinta "A espada e a rosa" para luego bajar al mundanal ruido con John Form, en donde analiza la entrada al mundo adulto para terminar tocando una música particular desde la oficina con el film "Techonoboss". En este sentido, explicó Nicolau que la mayor parte de las veces los protagonistas son gente joven porque “de la juventud me atrae es su curiosidad natural de las cosas”. Una curiosidad, explica el director, “que permite abordar situaciones de una manera nueva”. Eso sí, “no siempre pasan buenos momentos” aunque “que no estén en el estándar de la sociedad contemporánea”, estos protagonistas “sirven para proponer vivencias distintas”. Apunta que, en este contexto, “no hay que confundir tener un ritmo diferente con la resignación”. Es un cine el del luso João Nicolau “para divertirse”, explica. Ejemplo de ello es que el protagonista de la cinta de "Technoboss", “el protagonista no tiene el aparato físico cuando habla por teléfono” y es “gracias al cine que se puede hacer eso, que no estemos presos de la realidad física que vivimos”.

Suscríbete para seguir leyendo