Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arranca la demolición de las seis naves incendiadas en el Rebullón

Las empresas afectadas, que suman 200 trabajadores, ya están reubicadas

Trabajos de demolición de las naves calcinadas en el Rebullón, ayer. | // ANXO GUTIÉRREZ

Un mes y medio después del incendio que calcinó las instalaciones de seis empresas en la zona de Rebullón, en Mos, han comenzado los trabajos de demolición de las naves industriales afectadas por el fuego, luego de que la junta de gobierno local de Mos le concediera la licencia necesaria a la Mancomunidad de Propietarios Portela, que ahora deberá tramitar la licencia de nueva construcción para volver a levantar los cimientos de las seis mercantiles perjudicadas por las llamas.

El desgraciado suceso ocasionó terribles consecuencias para las seis empresas y sus 200 trabajadores, por lo que, desde el incidente, la Mancomunidad de Propietarios, Aemos, el Concello de Mos y la Xunta de Galicia trabajan mano a mano para apoyar y ayudar a los afectados lo máximo posible.

El Concello trabaja en un plan de revitalización del polígono

decoration

Gracias a la mutua colaboración y a la suma de sinergias se encontraron soluciones provisionales para las empresas afectadas, en lo que a emplazamiento se refiere, para que puedan seguir trabajando y produciendo mientras las nuevas naves no se encuentren construidas de nuevo. De hecho, las seis empresas están reubicadas.

Esta semana, la directora del área de inversión del Instituto Gallego de Promoción Económica, Igape y el técnico responsable de la oficina sur del Igape se reunieron con la alcaldesa y los concejales de Urbanismo y Desarrollo Empresarial, técnicos municipales, representantes de las seis empresas afectadas y miembros de la directiva de la Asociación de Empresarios de Mos (Aemos) para establecer la hoja de ruta a seguir para una intervención integral en el polígono para que sea viable la reconstrucción de la zona calcinada. Así, se tramitarán una serie de ayudas que implicarán importantes gestiones previas, y se trabajará en un plan de revitalización paralelo a la reconstrucción en el que estén involucrados la Xunta, el Concello y las empresas.

Compartir el artículo

stats