Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Clases particulares para todos en Baiona, Nigrán y Gondomar

La Mancomunidade costeará sesiones de apoyo escolar y psicológico para los niños de familias con dificultades económicas

Los alcaldes de la comarca, con los orientadores de los institutos miñoranos.

La educación es un derecho universal y la Mancomunidade do Val Miñor ha decidido garantizárselo a todos los vecinos de Baiona, Nigrán y Gondomar. Las familias con mayores dificultades para llegar a fin de mes podrán ofrecer clases particulares de refuerzo escolar a sus hijos y sesiones de apoyo psicológico gracias al programa Píllara, una innovadora iniciativa del organismo comarcal para costearlas con una partida de 30.000 euros aprobada esta semana.

El proyecto nace de la propuesta de las respectivas Unidades de Acompañamento e Orientación Persoal e Familiar (Uaco) de los tres municipios con el objetivo de alcanzar un éxito escolar más equitativo e inclusivo en la comarca. Estas unidades forman parte de una red gallega creada por la Consellería de Educación con carácter experimental en 2021 y con fondos europeos. En la comarca están dirigidas por el orientador del nigranés IES Val Miñor, Eduardo Ares; la del instituto baionés Primeiro de Marzo, Sara González; y la docente Begoña Recondo, docente del Auga da Laxe de Gondomar.

Inicio en verano

“Trasladáronnos esta petición porque detectaron necesidade deste recurso ao non existir entidades sociais na comarca que traballen específicamente estes aspectos e, loxicamente, pareceunos moi acertado porque xogamos un papel fundamental para garantir a inclusión social dos nosos veciños”, explica el alcalde de Nigrán, Juan González, que preside este año la Mancomunidade, que ya ha iniciado los contactos con academias de enseñanza de cada municipio y con psicólogos que se desplazarán a un espacio de cada concello para atender a los usuarios.

El programa Píllara beneficiará al alumnado de Primaria, Secundaria y Bachillerato de centros públicos y concertados de la comarca, cuyas familias estén en riesgo de exclusión social o dispongan de rentas muy bajas. El objetivo es iniciar los apoyos este verano y establecer por completo el proyecto el próximo curso.

Compartir el artículo

stats