Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La protectora de Ponteareas pide justicia para Bondad por lo penal

El cachorro apareció en el interior de un saco en el monte, rodeado de excrementos y desnutrido, y murió a los cinco días

Bondad, a la que encontraron en un saco, días antes de fallecer.

La Protectora de Animales Os Biosbardos de Ponteareas ha llegado al límite de su paciencia y ha decidido emprender acciones legales contra el responsable del último caso de maltrato animal del que han tenido conocimiento con el peor de los finales. Los hechos denunciados tienen que ver con Bondad, una perra de dos meses encontrada el pasado 28 de marzo dentro de un saco cerrado en un monte de Salvaterra. El animal apareció rodeado de excrementos, presentaba un gravísimo estado de debilidad y desnutrición del que no se pudo recuperar y, a pesar de los cuidados veterinarios recibidos, acabó muriendo cinco días más tarde.

Consternados por la gravedad de este caso, la Asociación presentó una denuncia ante los Juzgados de Ponteareas el pasado 7 de abril por la comisión de un delito de maltrato animal, contemplado en el artículo 337.3 del Código Penal. “Nos encontramos con unos hechos en los que la persona responsable llevó a cabo una conducta dirigida a causar dolor y sufrimiento a la perra y que tuvo como resultado la muerte de esta”, explican desde la protectora ponteareana, recordando que desde el pasado 5 de enero de 2022, en España los animales son “seres sintientes”.

Por desgracia, Bondad no es la única víctima recogida por la Asociación, que relata el “cansancio físico y emocional” que padece su voluntariado ante los graves casos de abandono y maltrato con los que se encuentran cada día.

Solo hay que echarles un vistazo a las cifras para ser conscientes de la gravedad del asunto. En 2020 Os Biosbardos recogió 781 animales, la mayoría perros y gatos, de los cuales 605 fueron dados en adopción y 56 fallecieron por su estado de salud. El año pasado la cifra se incrementó hasta los 877, pero solo 565 fueron adoptados y, nuevamente, otros 56 murieron por problemas de salud. En lo que va de 2022, la protectora ya recogió a 217 animales, de los cuales 138 lograron una adopción y 9, al igual que Bondad, fallecieron por su delicado estado de salud.

Los voluntarios expresan su “cansancio físico y emocional” ante los graves casos de abandono

decoration

Actualmente el anteproyecto de Ley de Protección y Derechos de los Animales se encuentra bloqueado y paralizado, aunque, si bien para los responsables de Os Biosbardos las leyes tienen que cambiar, esta situación también debe ir acompañada de un cambio en la sociedad. “Falta una sensibilización y formación en todos los ámbitos sociales, siendo una pata fundamental el educativo y sobre todo el ámbito de los operadores jurídicos, ya que por el momento dependemos, por desgracia, de su menor o mayor sensibilidad en cuanto a la protección y bienestar animal”, insisten desde la protectora de animales ponteareana, que desempeña esta labor social de forma totalmente desinteresada.

Compartir el artículo

stats