El Instituto Geográfico Nacional de España ha registrado en la última semana una actividad sísmica muy poco habitual en Covelo, llegando a contabilizar hasta una treintena de terremotos, la mayoría en su término municipal y alguno que otro en los Concellos cercanos de A Cañiza, Arbo, Mondariz y Melón. Aunque la mayoría de seísmos han sido prácticamente imperceptibles, otros sí que han llamado la atención de los vecinos, como el que tuvo lugar el pasado martes a las 8.33 horas. Con una magnitud de 3 grados en la escala de Ritcher, fue el terremoto de mayor intensidad de los treinta registrados durante toda la semana. Un terremoto a caballo de las categorías II y III (en una escala de diez) que se sintió en Mondariz, As Neves, A Cañiza, Melón, Ponteareas e incluso en Nigrán.

Ninguno de los otros seísmos superó los 3 grados, variando su intensidad entre los 1,6 y los 2,7 mbLg. El primero de los temblores registrados en la zona el pasado domingo, a las 12.09 horas, en Mondariz. Ese mismo día se producía también el primero en Covelo, a las 15.36 horas; siendo el martes 18 el día de mayor actividad sísmica, con once terremotos en Covelo y uno en A Cañiza.

La sucesión de estos terremotos podría responder a un enjambre sísmico, que es un conjunto de terremotos que se producen en un área específica y durante un periodo de tiempo relativamente corto. Pueden durar días, semanas o incluso meses.