La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo acaba de registrar en su portal la denuncia presentada por el Instituto de Estudos Miñoráns (IEM) en abril para reclamar a la UE una investigación que ayude a esclarecer los motivos por los que la Xunta ha retrasado la ampliación de la Rede Natura a la Serra da Groba, una protección que blindaría los montes del Val Miñor y el Baixo Miño ante proyectos industriales como los cinco parques eólicos que prevén un total de 27 aerogeneradores de más de 200 metros de altura.

El colectivo llama a la población a adherirse a esta petición, ya que “cantas máis adhesións más reforzada se verá a iniciativa ante o Parlamento Europeo”. Para sumarse a este nuevo frente común contra los proyectos eólicos es necesario acceder a través del enlace https://tinyurl.com/5n8ywp6j.

La Comisión Europea ya ha abierto una investigación por un posible incumplimiento por parte del Estado español de la obligación de proponer suficientes lugares para la conservación de determinados hábitats y especies. El IEM alerta de la instalación de parques eólicos en lugares con una biodiversidad que afectarán a especies y hábitats que deben conservarse. Por ello ya propuso en 2014 la inclusión de la Serra da Groba e la Rede Natura y asegura que la Xunta se negó a incluirla, por lo que “non se estableceron medidas de protección e conservación, quedando así condenada á súa degradación”. “Debemos conservar a Serra da Groba pola cantidade de servizos ecosistémicos que ofrece e dos que depende a supervivencia das poboacións dos concellos e comarcas limítrofes”, añaden.