El alcalde de Soutomaior, Agustín Reguera, respondió ayer a las acusaciones de los concejales municipales del BNG sobre la reforma de la antigua escuela del barrio de Moreira, una actuación que el regidor aseguró que “saben que ya fue licitada y que la empresa adjudicataria renunció en el último momento, pero el BNG prefiere mentir a los vecinos ocultando eso y diciendo que no se hizo nada”.

Reguera afirmó que la adjudicación de dicha obra “ya se hizo el año pasado”, a lo que añadió que “el único problema fue que la empresa decidió retirar su oferta y hubo que declarar desierto el concurso público, obligándonos a reiniciar todo el proceso de contratación de los trabajos”.

Ante esta situación, el alcalde de Soutomaior indicó que “esto es cada vez más habitual en todos los procesos de contrataciones de obras públicas. Con la crisis de suministros y el encarecimiento de materiales, a las empresas les resulta difícil mantener los presupuestos a lo largo de todo un proceso público de adjudicación. Cuando llega el momento de la firma, ven que ya no les compensa y retiran la oferta o no presentan la documentación”.

Agustín Reguera también avanzó que el gobierno local está trabajando en la actualidad para sacar adelante un nuevo procedimiento en un plazo reducido para así lograr la adjudicación de los trabajos de la escuela de Moreira. A este respecto, el regidor de Soutomaior señaló que “ya está en marcha y los trabajos se adjudicarán para cumplir con el compromiso adquirido con los vecinos de Moreira”.

Por su parte, la edil de Xuventude y vecina de dicho barrio, Noelia Ocampo, destacó que “esta mejora es un compromiso que teníamos con los vecinos incluso antes del acuerdo plenario y es algo que para nosotros tiene una prioridad total”, concluyó.