Desmantelado se presenta el paseo marítimo de Panxón desde que arrancaron el lunes los trabajos de retirada de las losetas actuales para sustituirlas por otras más gruesas, de 15 centímetros, más resistentes al tráfico rodado. El deterioro de las anteriores, con diversas roturas que provocaban numerosas caídas a los viandantes, obligaba a constantes recambios, con importantes gastos, por parte del Concello de Nigrán, que ha puesto en marcha este proyecto por 122.300 euros con cargo a una subvención de la Diputación.