La Concellería de Comercio de Gondomar acaba de otorgar un total de 51 ayudas a pequeñas y medianas empresas del municipio para superar los efectos de la crisis económica que la pandemia ha traído consigo. Son 56.800 euros los que se repartirán entre los beneficiarios, que recibirán cantidades que oscilan entre los 1.000 y los 1.500 euros.

Los autónomos sin empleados cobrarán la subvención de 1.000 euros, mientras que las microempresas de hasta cinco trabajadores recibirán 1.200 y los empresarios con entre seis y diez trabajadores tienen derecho a percibir un máximo de 1.500 euros.

Se trata de la segunda línea de subvenciones para paliar los efectos del COVID que el Ayuntamiento gondomareño lanzó en 2021. La primera se aprobó en marzo del año pasado y se dotó de 100.000 euros para apoyar al sector de la hostelería y del taxi. Fueron una treintena los propietarios de negocios del sector los que finalmente recibieron aquellas ayudas, por lo que se agotó poco más de un tercio de la partida, según explica el concejala de Comercio, Rocío Goberna. Ahora se han destinado 116.000 euros a esta nueva ronda dirigida a pequeñas y medianas empresas de todo tipo, de la que se consumirán finalmente 60.000, ya que quedan algunas solicitudes por revisar, señala la edil.

Goberna trabaja ya en una tercera tanda de subvenciones que prevé se aprueben en primavera, ya que deben pasar por el pleno al precisar una modificación de crédito presupuestario. En esta ocasión se dotarán también en torno a 100.000 euros y se dirigirán a todos aquellos propietarios de negocios que se hayan quedado fuera de las dos anteriores convocatorias.