El alcalde de Porriño, Alejandro Lorenzo, ha iniciado una ronda de reuniones con las asociaciones vecinales y culturales del municipio. La última fue con los representantes de la Asociación Cultural A Forna, de Budiño, con quienes se comprometió a realizar mejoras en su centro cultural.

Las principales reclamaciones de la directiva de la asociación pasan por mejorar las instalaciones y equipamientos del centro cultural, que presenta una evidente falta de mantenimiento, con el consiguiente perjuicio que eso supone para los usuarios y usuarias.

El regidor se comprometió a ejecutar con inmediatez las demandas más urgentes, entre las que se encuentran el arreglo o sustitución de la silla salvaescaleras, el problema de humedades que presentan varias salas del centro y material necesario para poder llevar a cabo las actividades que se desarrollan en el mismo.

“El compromiso de este gobierno y el mío personal con las asociaciones de las parroquias y del centro es rotundo”, explica Lorenzo, destacando que “eso incluye también la mejora de los espacios públicos de los que hacen uso. El estado de abandono en el que se encuentran muchos de ellos, que impide que puedan desarrollar su actividad en condiciones óptimas, requiere que marquemos prioridades e identifiquemos todas sus necesidades para poder dar respuesta a todas”.