Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Seis meses sin Manuela Barbosa

Las hijas de Manuela, Ana y Raquel, con los carteles de búsqueda.

“É moi difícil imaxinarse esta situación. Realmente hai que vivilo para entendelo e o noso maior medo é que pase o tempo e a desaparición da miña nai caia no esquecemento. A día de hoxe estamos como se desaparecera onte mesmo, sen ningunha novidade sobre onde pode atoparse”. Se cumplen seis meses de la desaparición de Manuela Barbosa, la mujer de 66 años a la que se vio por última vez el pasado 13 de julio en el centro de Arcade, y una de sus hijas, Raquel Álvarez Barbosa, afirmaba ayer que la única esperanza que les queda ya “é a de atopar o seu corpo, porque viva xa non cremos que apareza”.

Nós descartamos que se marchara de forma voluntaria

decoration

Según indica Raquel, la Policía mantiene abiertas varias líneas de investigación actualmente a pesar de que se cumplen ya seis meses sin noticias sobre el paradero de su madre y señala que varias veces al mes los agentes se ponen en contacto con la familia para informarles sobre cómo van evolucionando las pesquisas. La hija de Manuela comenta que “aínda que apenas se nos dan detalles, o que nos aseguran é que non se descarta nada. Dende un accidente, un atraco ou ata un asasinato; incluso que marchara de forma voluntaria, aínda que nós, a familia, si descartamos esta posibilidade”.

Por otra parte, Raquel Álvarez también afirma que los responsables al frente de la investigación están efectuando en la actualidad una nueva ronda de preguntas entre los vecinos de la zona y los familiares de Manuela, “por se puideran recordar algún detalle, por moi pequeno que sexa, que lles poida axudar a obter algunha pista nova”.

Se alguén lembra algún pequeno detalle, por favor, que se poña en contacto connosco ou coa Policía

decoration

A estas alturas, la posibilidad de encontrar con vida a su madre son prácticamente “inexistentes” , en opinión de Raquel, quien añade que “a única esperanza que mantemos é a de atopar o seu corpo e poder pechar esta situación tan dura que levamos vivido todos estes meses”. Es por esto que, una vez más, la familia de Manuela Barbosa vuelve a hacer un llamamiento a la colaboración ciudadana y pide que “se alguén lembra algún pequeno detalle, por favor, se poña en contacto connosco ou coa Policía”, ruega Raquel.

En este sentido, Álvarez apunta que “hai pouco enterámonos de que uns rapaces do instituto de Arcade viran á miña nai. Son pequenos detalles que supoñen unha axuda enorme para nós e parece que a xente ten medo a falar. Por iso insistimos en que non pasa nada, en que se teñen algo de información, por mínima que sexa, nos avisen”, concluye Raquel.

Natural de Soutomaior y con residencia en Redondela, Manuela Barbosa visitaba Arcade y Soutomaior con frecuencia por motivos familiares. El pasado 13 de julio se perdió su rastro en el centro de Arcade, puesto que este fue el último día que la vieron los vecinos.

Compartir el artículo

stats