Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arranca la “radical” transformación de la carretera que une O Rosal y Goián

Las obras de la EP-3303 durarán 10 meses y plantean un carril peatonal y otro ciclista | Es zona de paso del Camino por la Costa

Los trabajos que mejorarán la conexión entre O Rosal y Tomiño ya han comenzado. | // FDV

O Rosal ya ha comenzado la transformación de la carretera que une Tabagón, As Eiras y Goián. Esta semana se han iniciado los trabajos de ejecución de la primera fase de mejora de la movilidad peatonal en la EP-3303, un proyecto que permitirá conectar los dos núcleos de la ribera de O Rosal con el de Goián, apostando por un modelo en el que se recuperen los espacios para las personas y se fomente una movilidad sostenible. “Para nosotros es un orgullo ver cómo O Rosal va dando pasos en su transformación no solo en términos de mejora vial, sino de movilidad y de comunicación entre los núcleos rurales. Apostamos por un nuevo concepto en el que la puesta en valor de las personas y del ámbito rural es fundamental, adaptándonos a una nueva realidad de movilidad”, salienta la alcaldesa, que visitó el inicio de las obras.

Las actuaciones de la primera fase de mejora durarán alrededor de diez meses, durante los que se remodelará un tramo de 1,7 kilómetros que cuenta con un intenso tráfico rodado y también con una importante movilidad a pie, tanto por los vecinos que van hasta Tomiño como de personas peregrinas que conectan con el Camino Portugués por la Costa.

Prioridad a las personas

“Queremos fomentar la vida rural y mejorar las posibilidades de comunicación de una forma sostenible, potenciando alternativas al vehículo privado y dándole prioridad siempre a las personas”, explica la regidora. Por ese motivo, se creará un carril peatonal y ciclista que se completará con una plataforma de circulación de dos carriles con arcén y con reductores de velocidad. El Concello procederá además a la renovación de las redes de abastecimiento de la zona y hará la canalización soterrada de la red de iluminación pública. Para garantizar la seguridad en el entorno, se dispondrá también de una plataforma única con limitación de velocidad a veinte kilómetros por hora en la zona del CRA María Zambrano.

El proyecto final se desarrollará en varias etapas para cubrir un tramo total de 4,5 kilómetros. En las obras de esta primera fase se invertirán más de 650.000 euros, de los que el 80% serán aportados por la Diputación de Pontevedra, titular de la carretera, y el 20% restante por el Concello de O Rosal.

Compartir el artículo

stats