Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El reciclaje se dispara en Gondomar

La recogida de plásticos se duplica en tres años, mientras que la de papel sube un 67,3% y la de vidrio, un 53,2%

Uno de los centros de compostaje de la villa condal, ubicado en As Ánimas. | // FDV

Cada vez son más los vecinos de Gondomar que se apuntan a separar sus residuos y lo hacen en mayor cantidad. Así lo demuestran las cifras que maneja el concejal de Medio Ambiente, Brais Misa, que hace balance al arrancar el año de los resultados de la incorporación de la nueva concesionaria, FCC-Ingeser, una medida que ha contribuido de manera determinante a mejorar los datos al modernizarse tanto los contenedores como la flota de camiones, según aseguran tanto el edil encargado del departamento como el alcalde, Paco Ferreira.

La recogida de envases ligeros o plásticos se ha duplicado alcanzando los 191.360 kilos, una media de 13 kilos por habitante que “se aproxima a la española”, destaca Misa. En el caso del papel y el cartón, el incremento ha sido de un 67,3%, pasando de los 98.880 kilos a los 165.430 de 2020 – año al que corresponden los datos más recientes–, 11,3 kilos por habitante. La tendencia es similar en relación al vidrio, que crece un 53,2% y pasa de los 134.980 a los 206.860.

Los residuos sólidos urbanos de tipo orgánico apenas se han incrementado en la última década a pesar del crecimiento de la población, un dato positivo habida cuenta de los esfuerzos que la Administración realiza por reducirlos. En 2010, los camiones retiraban un total de 5.037 toneladas al año y el año pasado fueron 5.181.

Aunque todavía no se note demasiado en los registros algo podría tener que ver la expansión del compostaje en la rebaja de los desechos orgánicos que se tiran al contenedor. “Ya son cerca de 400 los vecinos que solicitaron composteros individuales para convertir sus desperdicios en compost, a los que se suman los dos centros de compostaje comunitario”, apunta el concejal.

Punto limpio

El punto limpio también ha multiplicado sus cifras. Su reciente modernización y la incorporación de una zona para el depósito de residuos eléctricos y electrónicos afecta en el incremento de registros en tan solo un año. Hasta un 87,3% se han disparado las recepciones de materiales autorizados en las instalaciones de Vincios. En 2020 fueron 269.322 los kilos depositados por los vecinos allí, mientras que a lo largo del anterior llegaron 143.776. Los desechos electrónicos también ascendieron más del doble: de 11.020 kilos a 27.720.

Voluminosos (34.180 kilos), madera (77.140) o escombros (45.296) fueron los elementos más depositados en el recinto, junto a otros como neumáticos, plásticos o chatarra. Cabe destacar también el crecimiento del depósito de pilas, favorecido por la diversificación de puntos de recogida en el municipio que se vacían en el punto limpio para facilitar el reciclaje a la población.

Compartir el artículo

stats