El Movemento de Pensionistas (Modepen) Val Miñor retoma mañana las concentraciones de los lunes a las 12.00 ante la capilla de A Ramallosa para reivindicar un sistema público de pensiones digno. La nueva “ley Escrivá”, advierten, supone una pérdida de poder adquisitivo para los pensionistas de un 3% al cambiar el IPC interanual acumulado (5,5%) por el medio (este año del 2,5%).