Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cantares de Reis por un “aghinaldo”

Los vecinos de Pozovello que retomaron estos días la tradición popular en Soutomaior recaudaron más de 500 euros

Así resonaron los 'Cantares de Reis' en Soutomaior

Así resonaron los 'Cantares de Reis' en Soutomaior A.VV. Pozovello

Para ver este vídeo suscríbete a Faro de Vigo o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Así resonaron los 'Cantares de Reis' en Soutomaior Carolina Sertal

Con gaitas, panderetas y vestidos con trajes tradicionales como antaño. Una veintena de vecinos de Arcade de Riba recorrió durante la jornada de ayer y el pasado miércoles, día 5 de enero, diferentes barrios de Soutomaior para rescatar una tradición popular que no se veía en el municipio desde la mitad del siglo pasado: los Cantares de Reis.

La iniciativa, impulsada por la asociación de vecinos de Pozovello, gozó de gran éxito y de una gran acogida entre el vecindario. Prueba de ello fueron los diferentes aguinaldos que recibieron en los distintos puntos en los que “botaron” un cantar, y es que en total lograron recaudar más de 500 euros y también una cesta de “chourizos”.

ASOCIACIÓN VECINOS POZOVELLO El grupo de vecinos y vecinas que ayer recorrió los barrios de Soutomaior.

Tras haber desaparecido esta tradición popular a mediados del siglo XX, en el rural de Soutomaior volvieron a resonar letras como la de la conocida composición “Aghinaldo do Berbés”, originaria de Vigo, que rezaba: “Danos o aghinaldo / Anque sexa pouco / Un pernil enteiro / E a metade d´outro / Se non hai pernil / Unha longhanisa / Qu´é o que se come / Aquí en Ghalisia!”.

A mellor das sorpresas que calquera pudera esperar. SAMEAN recive e acolle os Reis de Arcade De Riba cunha calurosa e...

Posted by Pozovello on Thursday, January 6, 2022

Todos los viernes, desde el pasado mes de octubre, este grupo de vecinos y vecinas de Arcade de Riba se juntaba una hora y media para ensayar las piezas que ayer y el día 5 cantaron por los barrios del municipio. El más pequeño de los integrantes de este Bando de Reis tan especial tiene cuatro años de edad y el más longevo cerca de 80 y estos días animaron los barrios con sus cánticos de Reis, tal y como era tradición antiguamente.

Invertirán lo conseguido para que no se vuelvan a perder

Desde la asociación indicaron que estaban muy contentos con el resultado y con la acogida, así como con todo el cariño demostrado por parte de los vecinos. En cuanto al “aghinaldo” obtenido, lo que harán será: “Os chourizos, comelos” y con el dinero pensarán en cómo invertirlo para que esta tradición no se vuelva a perder nunca más en Soutomaior.

En este sentido, valorarán destinarlos a la renovación de la indumentaria o a la adquisición de más instrumentos de cara a los próximos años, y es que, dado el éxito de la iniciativa, por supuesto, tienen pensado repetir.

Los vecinos de Soutomaior que ayer salieron por los caminos a cantar los Cantares de Rei Asociación de Vecinos de Pozovello

Desde el colectivo vecinal de Pozovello, Bruno Castro apuntaba que “a nosa idea era que este ano a experiencia servira de arranque para manter a tradición, igual que os adornos sostibles de Nadal que fixemos e cos que decoramos o noso barrio, ou a visita do Apalpador. Queremos que pouco a pouco estas propostas vaian consolidándose en Arcade de Riba e que tamén se estendan a outros concellos para ir cara un Nadal enxebre, sostible e non comercial”.

Unha mañà ben aproveitada, e uha experiencia para recordar e contar.. E no fondo da DEVESA outra pota de chocolate con...

Posted by Pozovello on Thursday, January 6, 2022

Respecto a los Cantares de Reis, María Menduiña fue la responsable de enseñar estas “panxoliñas” al grupo de vecinos que se animó a participar y relataba que “os Cantares de Reis tiñan moita tradición na zona de Soutomaior, e incluso en Ponte Sampaio ou en Soutoxuste e no Viso, que xa pertencen a Redondela, hai recordo de que os veciños ían polos barrios animándoos cos seus cánticos no Día de Reis. Ían porta a porta ou polas casas dos familiares e cos cantares pedían o que se coñece como aguinaldo. Había quen lles daba unhas pesetas, cestas de doces ou uns chourizos, restos da matanza. A mediados do século XX esta tradición foi perdéndose e agora nós decidimos retomala”, indicaba Menduiña.

Compartir el artículo

stats