Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuatro mil fincas de Gondomar estrenan el plan de desbroce forzoso de la Xunta

Es el único municipio de Pontevedra elegido por Medio Rural para experimentar esta medida de prevención de incendios

Eucaliptos y pinos al borde de un vial en la parroquia gondomareña de Borreiros.

Hay un total de 3.981 fincas sin limpiar a menos de 50 metros de viviendas en el municipio de Gondomar y todas ellas recibirán en los próximos días la visita de maquinaria y operarios de la empresa pública autonómica Seaga para poner en marcha el plan de desbroce forzoso de la Xunta. El gondomareño será el concello de Pontevedra en el que la Consellería de Medio Rural dará el pistoletazo de salida a esta ofensiva en materia de prevención de incendios. Lo hará también en otros seis ayuntamientos de las restantes provincias: el de Carnota en A Coruña, el de As Nogais en Lugo, y los ourensanos de Cualedro, Monterrei y A Gudiña. Los trabajos consistirán en la retirada de la maleza y la tala de árboles prohibidos como los eucaliptos, acacias y pinos, que multiplican los riesgos de expansión del fuego.

La inversión prevista ronda los 900.000 euros

decoration

La iniciativa se enmarca en el convenio firmado ya en 2018 entre la Xunta, la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) y Seaga para resolver el problema con el que se encontraban los ayuntamientos a la hora de realizar estas talas forzosas: la falta de recursos económicos. Un total de 144 municipios de toda la comunidad, 29 de la provincia de Pontevedra, se adhirieron al pacto por el que la Xunta se comprometía a asumir los costes de los desbroces, pasando a continuación la factura a los dueños de los terrenos sin limpiar, además de imponerles las correspondientes multas por no cumplir con la ley de prevención de incendios. Esta normativa establece que el plazo para dejar las fincas en la franja de 50 metros de los viales y viviendas libres de matorrales y arbolado pirófito finaliza cada año el 31 de mayo.

Inspección anual

A partir de esa fecha, los inspectores de Medio Rural revisarán las fincas, como han hecho este año por primera vez en Gondomar. Según explica el concejal de Medio Ambiente, Brais Misa, los técnicos realizaron un control sobre aproximadamente 13.000 parcelas. Comprobaron que los propietarios de 9.000 de ellas habían cumplido con su obligación, mientras que las casi 4.000 restantes no habían sido desbrozadas ni se habían cortado los árboles.

Misa y Ferreira, reunidos con el director xeral de Defensa dos Montes y el director de Seaga.

Ahora arranca la fase de ejecución subsidiaria de las limpiezas y para ponerla en marcha se han reunido esta semana en el ayuntamiento gondomareño el director xeral de Defensa do Monte, Manuel Rodríguez, el director de Seaga, Pablo Arbones, y el alcalde, Paco Ferreira, además del propio edil Brais Misa.

Los inspectores revisaron 13.000 fincas en el municipio, 9.000 estaban limpias y 4.000 pendientes

decoration

La gran mayoría de las fincas en las que se va a actuar, que suponen una superfice de 300 hectáreas, carecen de dueño conocido, según indica el concejal. “Lo que supone un gran problema porque en muchas no aparecen los herederos, sobre todo en los casos relacionados con emigrantes, o fueron vendidas y no hay constancia de los nuevos titulares o por fallos como cambios de domicilio, etc.”, explica.

Son casuísticas muy comunes en el municipio de Gondomar, por lo que “es muy necesario actuar”, subraya Misa. La Consellería de Medio Rural prevé invertir en torno a 900.000 euros en los trabajos. Serán muchas las parcelas en las que resultará imposible recuperar el gasto al no localizarse los dueños. Pero el gobierno de Gondomar lo tiene claro. “Es mucho mejor realizar una buena prevención que lamentar daños personales como ocurrió en Chandebrito hace cuatro años y como ha pasado a lo largo de la historia porque el desapego del rural es cada vez más acusado, porque mucha gente ni siquiera sabe dónde está su finca. No se presta atención y es un asunto muy importante”, recalca Misa.

Compartir el artículo

stats