Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecinos de Gondomar entregan 1.800 reclamaciones por una conexión a internet “lamentable”

10.000 gondomareños ven incumplida la promesa del operador de telefonía de desplegar la fibra óptica antes de terminar el año

Representantes de la plataforma Gondomar Fibra Xa! ya entregaron 1.600 firmas en mayo de este año. | // R.G.

La pandemia ha elevado la conexión a internet a categoría de servicio esencial, pero, tan importante es su prestación como su calidad. Esto es precisamente lo que reivindican en Gondomar, donde alrededor de 10.000 vecinos de las parroquias sufren un servicio precario, con un máximo de 3 megas de velocidad. La situación obligó a los vecinos y vecinas a constituir la Plataforma Gondomar Fibra Xa!, que el pasado mes de mayo presentó ante la Delegación de la Xunta en Vigo más de 1.600 firmas reclamando la implantación de la fibra óptica. Inmediatamente después, la operadora que debía desplegar el servicio, Movistar, se comprometió a hacerlo antes de que acabase el presente año, no obstante, “estamos a 25 de noviembre y todavía seguimos igual, con un internet precario que no cubre nuestras necesidades”, denuncian desde la plataforma.

"Esta situación hace inviable trabajar o estudiar a distancia con normalidad", se quejan los vecinos

decoration

Cansados de esta situación, los vecinos y vecinas entregaron ayer 1.800 reclamaciones en la sede de Movistar en Gondomar, las cuales presentarán la próxima semana ante el Instituto Galego de Consumo. En dichas reclamaciones exponen que los servicios de acceso a internet en el Concello de Gondomar son “lamentables, disfuncionales, saturados y obsoletos”. “Esta situación impide el uso normal de la conexión, hace inviable trabajar o estudiar a distancia con normalidad, y vulnera el derecho de los vecinos de Gondomar a competir en igualdad de condiciones que otras zonas, constituyendo una verdadera brecha digital”, explican.

También ponen de manifiesto los afectados que están pagando por un servicio que no reciben, por lo que reclaman a Movistar –operadora que recibió 100 millones de euros de los planes de extensión de la banda ancha de la Xunta y del Estado para llegar a las poblaciones gallegas de menos de 300 habitantes– “que haga todo lo necesario para suministrar un servicio de calidad y que, mientras no pueda garantizarlo, proceda a reducir el coste del mismo en función de lo que realmente pueden prestar, aplicando un descuento en la facturación mensual”.

Bloqueo en A Ramallosa

Orange, R y Vodafone cubren el centro urbano y zonas puntuales de Morgadáns y Vincios. Pero el principal tronco de alimentación de la red rural que Movistar se encarga de extender llegará desde A Ramallosa y en ese punto sigue bloqueado. Primero fueron las obras del carril bici las que frenaron la instalación y luego la falta de acuerdo de la compañía con propietarios de terrenos para colocar los postes y el cableado; pero estos obstáculos ya han sido solventados y, mientras tanto, el problema se agrava porque los vecinos recurren a líneas móviles para poder conectarse a internet, lo que provoca la saturación de las líneas telefónicas.

Compartir el artículo

stats