Redondela conmemoró ayer el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer con un acto celebrado en la Praza da Casa da Torre que contó con la lectura de un manifiesto a cargo del alumnado del IES Mendiño, mediante el cual denunciaron que los casos de violencia machista no dejan de aumentar. El acto concluyó con “Iceberg”, una performance sobre la evolución de una pareja desde el amor romántico al sometimiento de la mujer.