Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nigrán crea cantera de surf

La primera escuela municipal de la capital surfera del sur de Galicia nace para crear afición con el apoyo de todos los clubs de Patos

Niños en una clase de surf del Patos Surf Club en el arenal nigranés. | // RICARDO GROBAS

En la capital surfera del sur de Galicia el deporte rey sigue siendo el fútbol. Lo seguirá siendo por su accesibilidad en cualquier patio de colegio y su imparable tirón mediático, pero el Concello de Nigrán quiere aprovechar el arraigo a la tabla que crece en el municipio desde hace medio siglo para crear más afición entre los más jóvenes. Por eso ha creado la primera escuela municipal de surf con el apoyo de la asociación que integra a todos los clubs de la playa de Patos. Arranca este martes con treinta niños de 8 a 11 años y no se descarta ampliar la oferta en el futuro.

Un joven surfista en un campeonato en Patos. / Alba Villar

Son cientos de jóvenes surferos los que ocupan el arenal de Patos todas las tardes. Las escuelas privadas del arenal atraen a numerosos pequeños, procedentes sobre todo de colegios vigueses. Y el Ayuntamiento nigranés quiere extender la pasión por las olas entre sus propios escolares con esta actividad integrada en las escuelas deportivas municipales, que nace con cinco grupos de seis niños cada uno que surfearán los martes, miércoles y jueves de 16.30 a 18.00 horas. El coste asciende a 75 euros al mes para los empadronados, con posibilidad de bonificar el 50% a las familias en situaciones de dificultad económica.

No solo pretende crear cantera el gobierno municipal, sino también subrayar el estilo de vida ecológico, sano y sostenible en su territorio. “El surf forma parte de la esencia de Nigrán y por eso queremos acercarlo a los más pequeños, el deporte es salud y el surf lleva asociados además unos valores medioambientales que hay que fomentar desde la infancia”, explica el alcalde, Juan González. Para ello ha facilitado el ayuntamiento bautismos de surf en las pasadas semanas a un total de 240 alumnos de los colegios públicos nigraneses.

El surf es además un atractivo que contribuye a la desestacionalización del turismo en un municipio de veraneo como Nigrán. Decenas de surfistas llegados de todo el mundo visitan la playa de Patos durante todo el año y dinamizan la actividad económica de diversos negocios asentados en su entorno.

Inicio en los años sesenta

Todo empezó a mediados de los años sesenta del siglo pasado, cuando los amigos vigueses Nicolás Pita Ángeles Vega y los hermanos Nacho y Víctor Montenegro fabricaron sus primeras tablas y sorprendieron a los bañistas en Patos. Después de muchos intentos y de viajar a Biarritz para comprar otra ya profesional a escote, sus maniobras sobre las olas mejoraban y recibían las enseñanzas de tres australianos que habían elegido la playa nigranesa en 1974 para pasar sus vacaciones en el desaparecido camping. Eran los inicios del deporte playero por excelencia en el sur de Galicia, que arrancaba de forma paralela también en el norte, en el arenal valdoviñés de Pantín.

La historia deportiva ha unido a dos concellos gallegos que ya son además oficialmente hermanos desde hace unos meses. Las Corporaciones de Nigrán y Valdoviño han aprobado en sendos plenos el hermanamiento que posibilitará actividades conjuntas en las dos cunas gallegas del surf. La norteña dispone ya de un museo surfero en el que se recoge toda la historia del deporte en Galicia.

Compartir el artículo

stats