Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta tumba el parque eólico de O Galiñeiro por falta de permisos

Planteaba 8 aerogeneradores en Gondomar y Tui, cerca del Aloia | Alcaldes y colectivos de ambos municipios mostraron ayer su rechazo al proyecto

La zona del Monte Galiñeiro donde estaba previsto el parque, en Morgadáns, con vistas al Atlántico. | // ALBA VILLAR

El Monte Galiñeiro queda libre de parques eólicos por el momento. “A Paraguda”, el último proyecto presentado para ubicar 8 aerogeneradores en la cara sur del macizo, en las proximidades del Monte Aloia, ha sido desestimado por la Vicepresidencia segunda e Consellería de Economía, Empresa e Innovación por falta de permisos. Una propuesta que volvía a poner en pie de guerra a los 43 colectivos integrados en la Plataforma pola Protección da Serra do Galiñeiro después de la batalla ganada en mayo, cuando la sociedad Terra do Vento renunció a continuar con la tramitación de los 13 molinos previstos en la cima de Vincios.

La promotora, EDP Renovables, carecía de autorización de acceso a las redes de transporte y distribución de energía eléctrica

decoration

El departamento de la Xunta declaró la inadmisión de la solicitud presentada por la multinacional EDP Renovables para conseguir la autorización administrativa del parque eólico “A Paraguda” hace poco más de una semana, el pasado día 20. Según informan fuentes del Ejecutivo gallego, la empresa carece de permiso de acceso a la red de transporte o distribución. La normativa vigente indica que para solicitar el inicio de un procedimiento de autorización administrativa previa para la construcción de un parque eólico deben cumplirse una serie de requisitos, así como contar con el permiso de acceso a las redes de transporte y distribución de energía eléctrica.

La propuesta planteaba 4 molinos en terrenos de Gondomar, en las parroquias de Peitieiros y Morgadáns, y otros cuatro en Tui, en el núcleo de Malvas. Eran torres de 112 metros de altura y 137 de diámetro, con aspas de 67 metros de largo y de 4 MW de potencia cada uno, según revelan las mismas fuentes.

Los alcaldes de Gondomar y Tui, reunidos ayer con representantes de colectivos ecologistas.

Rechazo social

No llegó a pasar la fase de admisión, pero el proyecto desató la alarma de nuevo en las comarcas del Val Miñor y el Baixo Miño. Ayer mismo se reunían en el Concello de Gondomar su alcalde, Paco Ferreira, el de Tui, Enrique Cabaleiro, con el presidente de la Entidade Local Menor de Morgadáns, Alfonso Misa, y representantes de entidades ecologistas del entorno y de la comunidad de montes de Peitieiros. Todos ellos mostraron su rechazo al parque eólico de “A Paraguda” rechazado por la Xunta, aunque todavía figuraba ayer en los planos del Rexistro Eólico de Galicia.

Entre todos barajaron recoger firmas, presentar alegaciones, convocar protestas y aprobar sendas mociones en los plenos de ambos concellos. Medidas que ya no serán necesarias en el caso del parque de “A Paraguda”, pero que tendrán cabida en apoyo a las movilizaciones que SOS Groba y el Instituto de Estudos Miñoráns preparan contra el parque eólico “Albariño I”, que ayer mismo entró en la fase de exposición pública con solo 15 días para presentar aleaciones y que coloca 4 aerogeneradores en Baiona, 2 en Oia y una subestación en Tomiño.

Compartir el artículo

stats