Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Recompensa a 30 años de trabajo desinteresado

Suso “Carrola”, presidente de Protección Civil de Porriño, recibirá una distinción de la Xunta

Jesús González, Suso Carrola, presidente de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Porriño. // Anxo Gutiérrez

Está siempre ahí. Antes de la pandemia era el primero en prestar auxilio en cualquier tipo de accidente, hacer acompañamiento en actividades escolares, realizar preventivos culturales y deportivos y colaborar con la Policía Local y otros departamentos del Concello de Porriño. Durante el confinamiento tocó reinventarse, y fue un pilar fundamental para que no faltaran alimentos ni medicamentos en los hogares más vulnerables de la villa del Louro, y también repartió mascarillas a todo el pueblo. Ahora, con lo peor de la pandemia ya superado, Jesús González Pexegueiro, más conocido como Suso Carrola, sigue siendo el primero en llegar a un accidente. Por todo ello, la Xunta lo reconocerá con el Distintivo de Permanencia de la Protección Civil de Galicia, una merecida distinción por 30 años de servicio altruista.

“Empecé en 1987 en la Cruz Roja, haciendo el servicio militar como voluntario en el puesto de carretera, y en el 88 reenganché como cabo primero. Después, en el 90, la Cruz Roja se desmilitarizó y fue entonces cuando entré en Protección Civil de Porriño”, recuerda Suso Carrola, que actualmente es el presidente de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Porriño, colectivo formado por 14 personas.

"Lo peor son las desgracias de los accidentes, sobre todo cuando hay fallecidos", comenta el voluntario

decoration

Al margen de un paréntesis de cinco años, entre 2005 y 2010, en los que dejó Porriño para unirse a la agrupación de Vigo, a sus 52 años, Suso ha dedicado la mitad de su vida a Protección Civil. . “En 2010 me llamaron del Concello para que volviese y reorganizase la agrupación nueva, y hasta el día de hoy”, comenta, destacando que “fue un trabajo que siempre me gustó”.

Y como todos los trabajos, aun siendo este voluntario, no está exento de luces y sombras. “Lo mejor es cuando hacemos acompañamiento, como con los pequeñajos en los colegios, y en temas culturales y deportivos; y lo peor son las desgracias de los accidentes, sobre todo cuando hay fallecidos, como por ejemplo el descarrilamiento del tren Celta aquí en Porriño”, señala el presidente de Protección Civil.

Actualmente está “involucrado al 100% con Protección Civil” y recibe el anuncio de esta distinción de la Xunta como “un reconocimiento a los 30 años que llevo funcionando”; que se suma a otras distinciones concedidas por las asociaciones nacional y provincial de Protección Civil.

Compartir el artículo

stats