Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baiona pierde el pleito contra la Xunta y se queda sin la reforma de la plaza de Sabarís

El juez culpa al Concello de la pérdida de la inversión de 1,1 millones de Medio Ambiente por no ceder los terrenos pese a requerírselo la consellería hasta cuatro veces

La plaza Victoria Cadaval se quedará como está en los próximos años. | // JOSE LORES

La única fase pendiente de la humanización de Sabarís queda completamente descartada, al menos a corto plazo. El pleito interpuesto contra la Xunta por la retirada de la inversión de 1,1 millones de euros llega a su fin con resultado negativo para el Concello de Baiona. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) da la razón a la Consellería de Medio Ambiente y desestima el recurso del Ayuntamiento al considerar que fue la “inacción municipal” a la hora de ceder los terrenos que llevó al departamento autonómico a desistir de ejecutar las obras después de cuatro años de espera.

Fue en 2016 cuando consellería y Concello firmaron el convenio para poner fin a la humanización del centro urbano de Sabarís con la única fase pendiente. Después de renovar las calles Julián Valverde y Areas quedaba por acondicionar la plaza Victoria Cadaval y su entorno –el último tramo de Julián Valverde y la Rúa Porta do Sol– y, tras redactar el proyecto y sacar a concurso la ejecución, la Xunta preveía iniciar los trabajos tras el verano de 2018. Ahí empezaron las trabas.

El departamento de la Xunta requirió hasta en cuatro ocasiones al Ayuntamiento la puesta a disposición de los terrenos para arrancar y la falta de respuesta llevó a la consellería a rescindir el convenio en febrero de 2020. El gobierno municipal recurrió la decisión por la vía administrativa sin éxito y acudió a los tribunales.

Argumentos

En su demanda, el gobierno municipal acusaba a la Xunta de atentar contra el interés general al retirar la inversión comprometida, incidía en que la Administración autonómica no había facilitado la última modificación del proyecto y en la pérdida económica para las arcas municipales. El tribunal da por válidos los argumentos de la parte demandada y señala que fue el Concello el que comprometió el interés general al no ceder los terrenos, “porque precisamente la causa de la resolución del convenio es una circunstancia que imposibilita el inicio del proyecto”, señala la sentencia. Tampoco consideran los magistrados que fuese necesario remitir la última versión del proyecto porque tan solo añadía correcciones efectuadas por la Dirección Xeral de Patrimonio. Respecto a la pérdida económica, el fallo recuerda que era la Xunta la que iba a realizar la inversión, que tuvo que ser prorrogada durante años “sin poder emplearse para ningún otro fin”.

Una “mala noticia” para la oposición. El portavoz del PP, Ángel Rodal, lamenta “que haya sido la inacción municipal, como indica el juez, la que deje a Sabarís sin este proyecto tan beneficioso para los vecinos”.

Compartir el artículo

stats