Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El balneario de Caldelas revela su carrete familiar

Tui expone cerca de 80 fotografías de entre 1886 y 1935 recientemente digitalizadas y reveladas por la dirección del balneario

Barqueros en el Miño. // D.P.

El confinamiento impuesto por la pandemia durante el primer estado de alarma en marzo de 2020 sigue dando sus frutos en cuanto a iniciativas y proyectos que surgieron para cubrir el vacío que dejó la rutina. Uno de ellos es la exposición "A nosa auga, a nos aterra, a nosa xente", que impulsó la dirección del Balneario de Caldelas, en Tui, para sacar a la luz un importante archivo fotográfico con imágenes de Caldelas tomadas entre 1886 y 1935. Aunque el montante de la colección ronda las quinientas fotos, en esta primera muestra, Ana Rodríguez, la gerente del balneario, ha seleccionado, digitalizado, revelado y enmarcado, cerca de ochenta imágenes que ya se pueden contemplar en la sala de exposiciones del Área Panorámica de Tui.

Recogida del maíz. / D.P.

Recogida del maíz. / D.P.

Además de estampas de trabajos cotidianos como la pesca, la vendimia o el deshojar de las espigas, la muestra también inmortaliza varias celebraciones, como las fiestas de la Rocha, así como lugares icónicos de la parroquia, como el paso a nivel, la estación de ferrocarril o el río Caselas. También hay hueco para alguna imagen de la crecida del Miño en la ribera, del Paseo da Corredoira o del Espicho do Faro.

Una escena de la vendimia. / D.P.

“No queríamos enfocarla solo en el balneario”, explica Ana Rodríguez, que fue quien recuperó y seleccionó los negativos de cristal, que permanecieron durante casi un siglo guardados entre papel de periódico. Estos pertenecen a su madre, Mari Cruz, aunque su primer propietario fue Antonio Oliver Rubio, fundador del Balneario de Caldelas y posible autor de muchas de las fotografías que Ana Rodríguez recopiló durante la pandemia, cuando el establecimiento de aguas termales se vio obligado a cerrar sus puertas.

Durante el pasado invierno, Ana digitalizó y enmarcó las imágenes, que vieron la luz en verano, cuando expuso por primera vez la muestra en los jardines del balneario; una exposición abierta al público los viernes, sábados y domingos que fue un auténtico éxito. “Apareció gente que no sabíamos ni de donde salía”, comenta Ana, que cede temporalmente la colección familiar a la sala de exposiciones del Concello de Tui, que desde el primer momento se ha mostrado muy interesado en esta iniciativa privada.

La concejala de Cultura, Sonsoles Vicente, resalta el valor de dicha colección y felicita al balneario por compartir su archivo fotográfico con todos los vecinos y vecinas que quieran acercarse al Área Panorámica de Tui.

Compartir el artículo

stats